Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cómo evalúa el inicio del VAR en el Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Noviembre 20, 2019 - 17:44

Es indudable que existe un ambiente de tensión en todo el país por el anunciado paro de mañana convocado por la oposición, pues según el Gobierno Nacional existen amenazas de actos terroristas en desarrollo de las movilizaciones que tendrán lugar en todo el país, de allí que las autoridades deben estar férreas para mantener el orden social e impedir que reine el caos.

La Fuerza Pública como también la Fiscalía y el resto de organismos del Estado, deben ejercer toda su autoridad si comienzan a presentarse actos de vandalismo que afecten a los comerciantes y a la comunidad en general, como el caso de ataque a los establecimientos públicos o los saqueos.

Como vemos, los movimientos sociales que se ha producido en Ecuador, contra el paquetazo de impuestos, principalmente el incremento del 120 por ciento del costo de los combustibles; en Chile, también por la crisis social y las políticas económicas y en Bolivia, por la persistencia de Evo Morales a mantenerse en poder y las últimas elecciones calificadas de fraudulentas, han paralizado esas naciones con protestas que se le salieron de las manos y han dejado el saldo de decenas de muertos, heridos y daños materiales impresionantes.

No creemos que en Colombia se vaya a dar una situación como esta, primero porque si bien existen problemas como la creciente inflación, el incremento del desempleo, la muerte sistemática de los líderes social, estos tienen carácter histórico y no necesariamente se los podemos achacar a este Gobierno.

Además el paquete tributario que tramita el Gobierno en el Congreso, con medidas impositivas, ya se cayó y aún no ha sido aprobado el documento con las reformas que se le hizo, es decir aún no se ha dicho la última palabra en ese sentido y no nos afecta a los colombianos.

Lo más viable en este momento es que se abran y sean más efectivos los canales de comunicación entre el Gobierno del presidente Iván Duque y los sectores opositores, en busca de encontrar coincidencias en los proyectos y comenzar a trazar las decisiones que el país necesita. No podemos apostarle al caos o a posiciones radicales incendiarias no nos llevarán solo a generar más violencia.

No se puede tolerar a esas personas que se mimetizan entre los manifestantes para pescar en río revuelto y atacar los símbolos, las instituciones y a la misma comunidad destruyéndole sus bienes, como lo hemos visto en las marchas que se han registrado a lo largo de este año en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Popayán o Pasto. Porque tienen que pagar las consecuencias la gente de bien.

El propósito de la movilización de mañana es protestar contra las políticas y decisiones gubernamentales que afectan a la comunidad, no arremeter contra la misma. El poder de las manifestaciones no está en la violencia sino en posición que se asuma, y claro, si el Gobierno ve que se marcha de manera contundente, pero en paz, debe comenzar a reconducir la forma de administrar, y no esperar a que sea tanto el descontento nacional que se acumule una bomba social y estable como en Chile o Ecuador.

Tampoco son justas las intenciones de paralizar al sector educativo tanto de colegios como de universidades e incluso crecen se rumores de que se va a perder el semestre, como en el caso de los claustros universitarios de Nariño y el Cauca.

Se tienen que hacer las cosas bien, pues Colombia está encaminado en un proceso de posconflicto, de reconciliación y lo que menos puede caber en nuestro diccionario social es la palabra, violencia.

- Software por Activisual -