Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Foto: Referencial
24/10/2019 - 11:09
Hoy la organización celebra el aniversario de la Carta de las Naciones Unidas.
Fotos: utb.edu.co
27/09/2019 - 09:24
La edición 40 se realizará en Nueva Delhi, India, y bajo el lema "Turismo y empleo: un futuro mejor para todos".









Encuesta

¿Cuál cree que será el campeón de la Copa Colombia 2019?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Julio 9, 2019 - 09:38

Estos casos de intolerancia son una constante en gran parte de la ciudad, tanto por el consumo de bebidas embriagantes, la falta de cultura ciudadana que desata enfrentamientos entre vecinos, o la violencia intrafamiliar.

La situación de inseguridad tiende a agravarse nuevamente en Pasto y cuando se tenía un índice de homicidios menor que el año anterior, en el último mes estos han crecido, por casos asociados con sicariato y sobre todo por la intolerancia producto del excesivo consumo de licor.

Pero no se quedan atrás las muertes producto de la inseguridad como la que se registró en la madrugada del domingo cuando al parecer en un atraco delincuentes le quitaron la vida al instructor del Sena Nicandro Fabio Quiroz Pantoja, de 42 años de edad, quien fue apuñalado en un sector entre los barrios El Pilar y El Remanso, sur de Pasto.

Lamentable que este tipo de hechos se registren en la capital nariñense, porque aumenta la sensación de inseguridad entre la comunidad que está asustada y piensa que salir a la calle representa un alto riesgo para su integridad. Vemos que los atracos son constantes en gran parte de los barrios, sobre todo del sur, suroriente y oriente.

Y cómo no va a estar espantada la gente si los pistoleros disparan a plena luz del día, como ocurrió en el barrio Santafé el pasado 26 de junio, en donde un hombre que se movilizaba como parrillero en una moto acribilló a un vigilante de 22 años de edad del parque recreacional Chapalito, identificado como Cristian Felipe Cortés Ortiz.

Se ha descuidado la seguridad en Pasto y la violencia comienza a campear, como ocurrió en la noche del pasado domingo en el sector de Nueva Aranda, en donde un grupo de afrodescendientes se dieron machete y bala en medio de toda la comunidad que estaba con los nervios de punta. Algunos de estos agresores se hacen llamar Los Guachos, conectados con los disidentes que operan en la costa nariñense y tienen amenazados a los vecinos que se quejan de estas personas generadoras de constantes escándalos en el barrio.

El enfrentamiento dejó heridos, dos de ellos graves, uno con una cortadura de machete en el cuello y otro con lesión producida por un impacto de bala.

Estos casos de intolerancia son una constante en gran parte de la ciudad, tanto por el             consumo de bebidas embriagantes, la falta de cultura ciudadana que desata enfrentamientos entre vecinos o la violencia intrafamiliar que cobra cada día más fuerza. Sin embargo vemos que las autoridades locales no le ponen cuidado a estos fenómenos y ya se salieron de las manos.

La secretaria de Gobierno, Carolina Rueda, atribuye el incremento de los homicidios en Pasto a factores foráneos, es decir de gente que está de paso por gestiones o compras, y es aquí en donde se consuman los atentados. Esto en parte es cierto, pero el problema general de violencia es propio de nuestra ciudad.

En este sentido no se le puede endilgar toda la responsabilidad de seguridad a la Policía Metropolitana, porque como lo señalamos la intolerancia es producto del comportamiento ciudadano, pero por otra parte es necesario que esta institución también revalúe el manejo de los CAI y los denominados cuadrantes que dejaron de ser operantes.

Se tienen que mejorar los canales de comunicación entre las juntas de acción comunal y los uniformados para trabajar con mayor contundencia por la seguridad y abrirle campo al debate sobre la intolerancia.

El trabajo debe ser conjunto con las entidades de la Administración municipal para que se ejerzan controles en establecimientos públicos, por ejemplo de esos que se disfrazan como restaurantes o cafeterías y por las noches se transforman en bares y prostíbulos.

La seguridad es un fenómeno social cuya solución está en manos de todos.

- Software por Activisual -