Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Julio 25, 2018 - 22:42

El Día Mundial del perro callejero se celebra el 27 de julio, como iniciativa del chileno Ignacio Gac para fomentar la adopción y el buen trato a los perros de la calle. Hoy recordamos una historia emblemática.

Por más de 10 años, sin amo, sin cariño, sin afecto, sin abrigo, sin comida, sin nada y más bien recibiendo patadas, insultos, escobazos, desprecios, lluvia, frío, gritos; un escuálido canino logró sobrevivir, casi de milagro en la congestionada Ciudad de México.

El maltrato que recibía era mucho mayor, ya que el famélico can no respondía a ningún estímulo sonoro. Eso lo convertía en presa de la ira de tantos a quienes supuestamente estorbaba, cuando buscaba migajas para paliar una terrible necesidad de alimento, en medio de sus múltiples dolores y carencias.

 Ya envejecido, totalmente enfermo, cuando a duras penas podía moverse y respirar, ocurrió tardíamente un milagro. Alguien se fijó en él, ya que representaba la viva tragedia animal por abandono y maltrato. El anónimo can callejero, fue recogido, por primera vez en su dura vida por unas manos cálidas, caritativas y amorosas. Se trataba de Patricia España, esposa del exfutbolista mexicano Miguel España, que lideraba la iniciativa ‘Milagros Caninos’ en México.

 Patricia se conmovió al verlo en tan lamentables condiciones, con un sufrimiento infinito y sin tener a quien siquiera susurrarle un quejido o un gruñido. Su pelo lastimero no era más que una pelusa. Por ello fue bautizado como “Peluso”.

Fue sometido a una estricta valoración veterinaria y se le encontraron múltiples enfermedades como artritis avanzada, daño en sus riñones, desnutrición extrema, problemas de piel, etc. Pero había algo aún grave para su vida: ‘Peluso’ era totalmente sordo.

 En medio de sus condiciones se le prodigaron las mejores atenciones y tratamientos para paliar sus males y le fue destinado un espacio especial en el Área de la Tercera Edad de Milagros Caninos. Allí tuvo Peluso una segunda oportunidad en su vida, a pesar de sus múltiples dolencias, ganándose el amor de miles que empezaron a conocer su drama.

 

El monumento al perro callejero

Peluso y su triste historia llamó la atención de las asociaciones canófilas de México que decidieron se convirtiera en el ícono del perro abandonado. Toman la decisión de inmortalizarlo en un monumento, para el cual el mismo serviría de modelo. Acuerdan realizar una estatua de homenaje al perro callejero, encargada a la escultora Girasol Botello, con la fundición de Germán Michell.

 Allí estuvo Peluso posando a veces sin poder mantenerse en pie y aislado como toda su vida de un mundo sonoro. A mediados del 2008 estuvo casi lista, pero Peluso empeoraba en su estado general. Tenía ya unos 15 años el viejito y sufrido can; lastimosamente el 16 de julio de ese año, cuatro días antes de la inauguración de su propia esfinge, Peluso murió.

 La conmoción entre su ahora ‘enorme familia’ fue total. El 20 de julio del 2008 con 80 kilogramos de peso y 1.30 metros de altura, se inauguró la estatua en bronce de Peluso flaco y maltrecho para volverlo inmortal. Mirando desde su pedestal el tráfico de esa populosa ciudad, nos recuerda que por todo el cariño y la amistad que los perros nos dan, lo menos que podemos tener con ellos es un poco de responsabilidad.

 El monumento al perro callejero es una estatua en honor a tantos canes abandonados. Está ubicado en la Avenida de los Insurgentes Sur en la Ciudad de México. El objetivo, además, es crear conciencia sobre el maltrato animal, la responsabilidad de tener una mascota y la esterilización como medida para evitar el sacrificio masivo de perros como forma de control.

 

 

Por: Fabio Arévalo Rosero MD

- Software por Activisual -