Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

15/01/2020 - 09:38
El activista estadounidense y pastor que luchó por los derechos civiles de los afroamericanos.
02/01/2020 - 16:27
La celebración nació en México, recuerdo de un enfrentamiento de reos en Tampico, en el 1927, día en que un gran número de uniformados perdió la vida.









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Diciembre 4, 2019 - 16:41

En un comunicado, el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Oscar Urbina, suscribió una carta con ocho puntos refiriéndose, a nombre de todos los obispos del país, acerca del paro nacional, acaecido desde el 21 de noviembre, cuyos ecos seguimos vivenciando en el país y que nos sirven para reflexionar acerca de las diferentes problemáticas que padecemos los colombianos. Lo presentamos a continuación para conocimiento de los lectores.

“Se reconoce en las manifestaciones pacíficas el profundo anhelo de los colombianos de poner fin a los problemas que aquejan a nuestra nación desde hace muchos años y de avanzar por las vías democráticas hacia una nueva realidad de estabilidad y de justicia.

Se rechaza enfática y decididamente toda forma de violencia y de incitación al caos, tales como: Vandalismo, destrucción, saqueos, terrorismo a través de las redes sociales y, sobre todo, agresiones y atentados directos contra la vida y los bienes de la población civil y de los servidores públicos.

Se insiste en la necesidad de dejar atrás la violencia, que va en contravía del propósito mismo de los reclamos pacíficos y que vulnera gravemente la dignidad y los derechos de todas las personas. No se trata de destruir lo que tenemos sino de construir lo que nos falta.

Se manifiesta una profunda preocupación debido a que en las recientes movilizaciones ciudadanas no siempre aparecen claros su origen y sus objetivos, observándose claramente que hay ciertas formas de manipulación política y se han percibido apropiaciones a favor de intereses particulares.

Se acoge y se respalda la propuesta de un diálogo nacional para la búsqueda y concertación de iniciativas concretas que conduzcan prontamente a la reconciliación, al fortalecimiento de la acción social y al desarrollo integral para todos; hay que perseverar en esta vía para alcanzar la paz verdadera. La Iglesia Católica desde su identidad y misión, está dispuesta a favorecer y a participar en este diálogo en todas las regiones del país.

Se reitera además que este momento exige la construcción de un proyecto común de país, que todos asumamos con responsabilidad y compromiso, deponiendo intereses partidistas e individuales. Se hace énfasis primordial que la solución no está en manos de una sola persona o un grupo reducido, sino de todos los colombianos. Es hora de servir con la totalidad de nuestras energías personales e institucionales al bien común y de afrontar este momento como una oportunidad para fortalecer la identidad y unidad nacionales y para edificar un país donde todos vivamos como hermanos.

Se recuerda que la paz nace de corazones nuevos. Por eso, por encima de los cambios que puedan operar en las estructuras y de las estrategias que se pongan en marcha, es necesaria una formación ética de las personas y la vivencia de los valores que fundamentan la convivencia social.

Además se invita a los católicos y a quienes confían en la fuerza de la plegaria a perseverar en la oración, pidiendo fortaleza y sabiduría para superar este momento difícil que vivimos y para favorecer todo lo que nos conduzca a la reconciliación”.

 

POR P. NARCISO OBANDO

- Software por Activisual -