Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cómo evalúa el inicio del VAR en el Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Viernes, Agosto 2, 2019 - 09:17

Pfizer fue multada por vender siete medicamentos por encima de los precios máximos establecidos en porcentajes que estarían entre el 4% y el 651%, noticia que nos llena de indignación porque empresas como esta se han convertido en mercaderes de la salud.

En Colombia, en donde la corrupción campea por todas las esferas sociales, económicas y políticas, con un descaro impresionante porque la Justicia es endeble, inoperante y solapa a los delincuentes de cuello blanco, sale hoy a la luz pública otra mafia, la de los medicamentos, que es la peor, porque juegan con la vida de la gente sin misericordia.

Ese robo descarado que se da con los estrambóticos precios que cobran por los medicamentos es tema del día, por el pronunciamiento de la Superintendencia de Industria y Comercio que sancionó con una multa de $82 millones a la farmacéutica estadounidense Pfizer por vender siete medicamentos por encima de precios autorizados.

Según el superintendente Andrés Barreto, se ratificó una multa a la sociedad Drosan con unos $40 millones, y anunció el inicio de una investigación contra droguerías y farmacias Cruz Verde y a la Caja de Compensación Familiar Cafam, por obstaculizar la vigilancia al Régimen de control directo de precios de medicamentos.

Los colombianos después de escuchar esta noticia más que darnos un fresco por la sanción, nos llena de indignación, no solo el hecho de que la Pfizer y todas esas farmacéuticas establecidas en el país se constituyen en mercaderes de la salud despiadados, sino que las entidades de vigilancia como la Superindustria les solapan sus abusos y ahora nos salen con esta multica de mentiras que a todos nos da risa a carcajadas por la burla que representa.

La empresa Pfizer fue multada por vender siete medicamentos por encima de los precios máximos establecidos en porcentajes que estarían entre el 4% y el 651%. Por eso causa sorpresa a quienes tienen la oportunidad de viajar a otros países, por ejemplo los nariñenses cuando visitamos Ecuador y encontramos medicinas que en Colombia valen 50 mil pesos, allá no pasan de 2 dólares.

Hace poco una usuaria en Pasto se quejaba de que cada mes estaba obligada a comprar dos frascos de gotas oftalmológicas que costaban $300.000, cuando en Ecuador las conseguía por menos de $90 mil.

A partir del pasado primero de enero el Ministerio de Salud y Protección Social bajó los precios de 900 medicamentos que por años los pagamos sobrefacturados, pero quedan muchos que el usuario debe cubrir a precios desorbitantes. El bajón del 50 por ciento en los fármacos representa un ahorro anual de $366.000 millones, según se dijo en su momento.

Pero el problema es de fondo y le atañe al Gobierno Nacional y al Congreso, que está obligado a legislar en este sentido, sin que los proyectos se frenen por intereses creados como pasó en la anterior Administración. Es más que injusto que los colombianos sigamos pagando los medicamentos más caros en Latinoamérica, cuando además todo el sistema de salud es deficiente y las entidades públicas como privadas (IPS, EPS y ESE) son un nido de corrupción.

Al menos se debe comenzar por ejercer sanciones más fuertes contra las farmacéuticas, los distribuidores y las droguerías que se aprovechan a costillas de la salud de los pacientes, sobre todo con esos medicamentos para enfermedades como el cáncer, el VIH-sida, las denominadas huérfanas y otras que en muchos casos no las asumen las EPS y salen del bolsillo del usuario.

No es posible que las multinacionales sigan llenándose los bolsillos en las narices de las autoridades y la Justicia no haga respetar el derecho fundamental de la salud, que en la Ley 1751 de 2015 exige regularla y establecer mecanismos de protección.

- Software por Activisual -