Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Fotos: utb.edu.co
27/09/2019 - 09:24
La edición 40 se realizará en Nueva Delhi, India, y bajo el lema "Turismo y empleo: un futuro mejor para todos".
Foto: Referencial
15/09/2019 - 10:54
Cada 15 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Democracia. Hay 48 países donde la dictadura es la forma de Gobierno.









Recomendado

Encuesta

¿Cuál cree que es el mayor problema que afrontan los estudiantes universitarios en Colombia?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Abril 27, 2016 - 10:31

Podríamos decir que la violencia contra la mujer en Colombia ya no es noticia, porque son tantos los casos, la mayoría con una aberración descomunal, que hemos perdido la capacidad de asombro y también de respuesta, pues prima la indiferencia y por supuesto la impunidad.

Sin embargo existen sectores de mujeres y de la misma comunidad Lgtbi, objetivo de una constante violencia, que mantienen una lucha sin cuartel y gracias a esa persistencia vemos que la misma legislación ha cambiado y los castigos son más severos contra esos victimarios que están en el hogar, en los sitios de trabajo, las aulas, la calle, entre las mismas autoridades.

En regiones como Nariño la misma fuerza de las costumbres religiosas y culturales aún impiden que se derroque ese machismo recalcitrante que está vivo en nuestra sociedad y es el responsable de esas cifras tan elevadas de violencia intrafamiliar, cuyas principales víctimas, las mujeres, en una gran mayoría mantienen ese criterio sumiso, que renuncian a la opción de denunciar ante los organismos competentes, porque no solo temen a las represalias sino a que su pareja deje aportar para el sostenimiento de la casa.

Pese a esto, y con el cambio de rol de las mujeres que dejaron de ser amas de casa de tiempo completo para alternar con un trabajo de oficina o de otra índole, en los últimos años en Nariño se ha tenido un incremento vertiginoso de las denuncias. Según el Observatorio de Género departamental, en el 2015 se registraron 226 casos de violencia física solo en Pasto, más 92 de violencia sexual y 35 de agresiones sicológicas. En Tumaco las autoridades conocieron de 150 casos de violencia física y en los municipios de la Cordillera 32.

Por esto es que es significativa la movilización que se desarrolló ayer en la plaza de Nariño en la que estuvieron mujeres que representan distintos sectores y la comunidad Lgtbi, que como sabemos ha denunciado ataques a transgeneristas y trabajadoras sexuales, vulneradas con armas cortupunzantes y de fuego por su condición. Lo importante es que este tipo de plantones no se aprovechen como una vitrina política o trampolín para ganar intereses personales.

Este tema de la violencia de género debe despertar y llamar a reaccionar, como en el caso de una judicante de Derecho, Viviana Muñoz, que trabaja en la Secretaría del Deporte de Pasto, quien fue víctima de un excontratista de esta entidad de la Gobernación, Víctor Guerrero, quien la golpeó durante una reunión de compañeros, hecho que fue repudiado por esta misma dependencia a través de un comunicado a los medios de comunicación.

La joven, que pudo haberse callado por evitar el escándalo, si se tiene en cuenta que labora en una institución del Estado, fue valiente y denunció al agresor, actitud que despertó toda la solidaridad y fue una de las razones por las cuales se cumplió el plantón, tanto para rechazar la violencia, como para respaldar el valor de quienes se atreven a denunciar.

Pero además de esta violencia doméstica no olvidemos que nuestro departamento presenta una que masifica a la mujer y su familia, la que produce el conflicto armado que sigue latente y con tendencia a crecer en los 64 municipios por la presencia de grupos guerrilleros, paramilitares y la misma Fuerza Pública.

Nunca podrán olvidarse tantas aberraciones cometidas en nombre de la guerra, pero una que quizá nunca se borrará entre los habitantes del municipio de Policarpa es la de una indígena de 17 años que tras pelearse con otra mujer un grupo de Los Rastrojos que llegó a la zona en marzo de 2011 la puso a caminar desnuda en la calle y la hicieron comer estiércol de mula, antes de obligarla a beber fresco Royal con sal, para luego matarla frente a toda la comunidad.

Esta y tantas barbaridades que aún ocurren en nuestra región tienen que parar y nunca más repetirse, porque la violencia contra las mujeres o cualquier integrante de la sociedad es problema que atañe a todos y su solución debe estar por encima de la indiferencia y el miedo.

- Software por Activisual -