[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Foto: Referencial
15/09/2019 - 10:54
Cada 15 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Democracia. Hay 48 países donde la dictadura es la forma de Gobierno.
The Sun
06/09/2019 - 11:53
El recordado portero de la Selección Colombia se metió en la historia por su inolvidable acción contra Inglaterra.









Recomendado

recomendado

05/09/2019 - 18:31
Diario del Sur
28/08/2019 - 07:23
Los seis aspirantes estuvieron presentando sus propuestas en el debate organizado por el Grupo Editorial Diario del Sur.
25/08/2019 - 17:52
Los 6 aspirantes, entre quienes estará el próximo mandatario departamental de los nariñenses, darán a conocer sus propuestas, en un importante...

Encuesta

¿Ha insultado o ha sido ofensivo en redes sociales?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Sábado, Junio 8, 2019 - 16:00

La palabra villano más que ser el gentilicio de los nacidos en una villa es desde la edad media un adjetivo de uso común para designar a las personas ruines o, como en la literatura y el cine, a los personajes malvados, antípodas del héroe. Pero los villanos o trúhanes han existido a lo largo y ancho de toda la historia de la humanidad y existen aun de diversos pelambres, tanto en el mundo de la ficción como en el de la realidad, solo que en este último espacio ha sido y será difícil el poder distinguirlos, pues muchos actúan mimetizados entre la gente de bien y permiten que se llegue a calificar sus acciones como buenas, y si no como útiles, lo que ha conllevado a que se justifique cierta clase de villanía como un mal menor ante el peligro de una desgracia mayor o de tener que enfrentar a un enemigo mucho más peligroso.

Así se ve en la película clásica japonesa “los 7 Samuráis” y en su versión del llamado Western espagueti “Los 7 magníficos”, que terminan justificando la creación de agentes armados de seguridad privados, la contratación de mercenarios y como ha sucedido recientemente en el país la existencia de los ejércitos de paramilitares o autodefensas.

Todos han de recordar las razones por las cuales el más débil del curso en el colegio terminaba de aliado del atarbán y poniendo a su servicio todo cuanto requería de él para el logro de las fechorías. Actitud que hasta ahora se disculpa y recomienda como medio si el fin es sobre vivir ante el inminente peligro de convertirse en víctima. Existen los doctos que le llaman a esta actitud, claramente pusilánime, mecanismo de defensa y así lo validan soslayando todo daño producido en las personas a las cuales consideran, cuando menos, de mala suerte por encontrarse donde no deberían estar en la hora inoportuna.

Como si la mala suerte no hubiese sido consecuencia de su postración ante el villano, llevados por el afán de salvarse primero sin que importe para nada todo cuanto puede acontecerles a los que vienen atrás. Pues en la mayoría de las veces ya se ha negociado con el mercenario la salvación a cambio de la tranquilidad y hasta la vida de lo que suele llamarse población afectada por los daños colaterales. No otro es el principio que subyace en el fondo de toda estrategia que busca ganar la guerra sin escatimar en costos y mucho menos en reprensiones morales.

Explicaba un honorable general, ante la denuncia del retorno de la estrategia de contar bajas como índice de efectividad, que lo que se reprocha desde la civilidad forma parte inevitable de cualquier táctica planteada para combatir al enemigo. Sí, hasta los mal llamados falsos positivos, que legalmente son conocidos como juicios sumariales o sumarios, reprobados por las organizaciones defensoras de los derechos humanos por no permitirle y garantizarle al acusado la plena defensa. Limitado como asiste a recibir la sentencia sin que pueda exigir ser escuchado y menos atendido en la constatación de la validez de las pruebas que han servido para demostrar su culpabilidad.

Permitía entender el alto mando militar que la derrota de aquellos a los cuales se considera enemigo bien vale desde una mentirilla piadosa, como aquella que les permite disimular un error de cálculo en el momento de dejar caer una bomba, hasta el discurso veintejuliero con el cual se pretende explicar y justificar masacres como la de la comuna trece en Medellín o todo el genocidio sobre el cual se levanta el monumento triunfal de la doctrina de la seguridad democrática, por la cual más de un vil termino convertido en buen villano. ¿Volverán aquellos aciagos días?

Por: Ricardo Sarasty

ricardosarasty32@hotmail.com

- Software por Activisual -