Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

Vea También...

Especiales

15/02/2020 - 10:24
Un lazo dorado identifica esta fecha y con la que se busca crear conciencia para evitar que niños sigan muriendo.
Foto: Cortesía.
11/02/2020 - 07:55
70% de los padres de familia admite pasar demasiado tiempo en línea y deberían tener buenas prácticas en Internet.









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Encuesta

¿Cuál oficio cree que es el más peligroso para ejercer en Colombia?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Sábado, Junio 16, 2018 - 17:09

Dentro de la crisis de valores por la que atraviesan las distintas sociedades como la colombiana, el amor, el afecto y el cariño sincero se adulteran, se disfrazan. Con los labios se sonríe, pero se odia y se desprecia con el pensamiento, no se ama porque se confunde el verdadero amor con el deseo material. Una sonrisa se interpreta como una tácita aceptación para compartir la cama de inmediato, sin preludio; no hay tiempo para el romántico “flirt” –tierno-.

Se vive en medio de la mentira. Por ello, duele la mentira descubierta por falta de amor. También duele cuando se miente por no herir sentimientos del ser amado. Según los estudios psicológicos las dos categorías de mentira producen distinto  dolor en el alma. Los dolores del alma  pesan más que los dolores del cuerpo. Ahí está el gran problema confrontado por la mayoría de los médicos que pueden aliviar el dolor físico, dejando que el dolor del alma consuma el cuerpo.

Y para tratar de buscar una solución a ese dilema, en la actualidad se están especializando numerosos médicos del alma y se recomienda a los expertos en medicina general que extiendan su actuación tratando de penetrar en el alma de sus pacientes para coadyuvar en su recuperación. Posiblemente algún día venga a descubrirse que la auténtica práctica médica debe empezar por el alma de todo ser humano que presente cualquier anomalía y no a la inversa. 

La humanidad está pasando por un gran peligro físico y espiritual esgrimiendo el arma de la mentira con la mayor naturalidad, sin pensar que una mentira trae otra.

Por ejemplo, cuando un hijo o hija llega tarde a casa o anda en malas compañías o relaciones, por lo general la mamá alcahuetea la situación optando por mentir también y encubrir a sus hijos, o es el caso del papá, quien al tener líos o problemas fuera del hogar o dentro de él, sale a la calle regresando en horas de la madrugada pretextando negocios, estableciéndose así un cúmulo de disculpas y mentiras que llegan al infinito.

Ahí se tiene un ejemplo que bien podríamos multiplicar por cien, mil, diez mil o cien mil casos acontecidos dentro del área que nos rodea. La mentira enferma el alma aunque se disimule, de lo cual nadie escapa por muchas medicinas que ingiera o por alguna medicina recomendada especialmente para hacerle olvidar; o es peor cuando busca refugiarse en cualquier vicio a fin de evadir la realidad que solamente ella conoce.

Mentir y prevaricar son dos verbos conjugados en todos los tiempos y en todas las épocas de la historia. Hieren hasta lo más profundo del ser. Si tan solo se conociera el daño que ejercen es factible que nadie practicara  esas conductas que son  como “cáncer” que traspasan los huesos y van matando lentamente los sueños y las ilusiones.

 

Nos encontramos en un punto en que el “cáncer” de las mentiras circula permanentemente en nuestro medio social. Ellas se dicen con gran naturalidad que se amoldan cada una a las conveniencias personales. Pero lo más preocupante es que son como una bomba de tiempo que en cualquier momento estalla en los hogares, en la escuela, en el colegio, en la universidad, en los lugares de trabajo, etc.

Y este domingo que es día de elecciones presidenciales, esperemos que su voto no sea fruto de las mentiras, sino de una reflexión libre y sincera que contribuya a reconstruir nuestra querida Colombia.

 

Por: Luis Eduardo Solarte Pastás

solarpastas@hotmail.com

- Software por Activisual -