[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

Football Lineups
20/08/2019 - 11:15
Los 'volcánicos' necesitan ganar para salir del fondo de la tabla, mientras los 'opitas' no desean descender.
28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

15/08/2019 - 09:37
Durante el festival se vivieron intensas noches de sexo y drogas. ¡FOTOS + VIDEO!
27/07/2019 - 09:18
El consumo de alcohol, el tabaquismo y la infección del VPH aumenta los riesgos de esta enfermedad. [VIDEO]









Recomendado

Encuesta

¿Cuál cree que es la mayor causa de los accidentes con motociclistas como víctimas?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Marzo 19, 2019 - 09:23

Desde no mucho tiempo atrás vengo escuchando una denominación que lo pone a pensar en la presencia de los cuatro jinetes del Apocalipsis. Muchos dicen haber visitado el lugar, y comentan que es una maravillosa experiencia. Yo también tuve curiosidad y decidí ir a indagar que hay tanto de verdad y el porqué de su apocalíptico nombre: El Fin del Mundo.

Aunque la verdad tuve muchos intentos de ir, pero o no se dieron las cosas. Así que me dije: en la próxima oportunidad que vayan amigos míos al lugar que llaman ‘mágico’, me pego a ese ‘parche’, y así fue. Me llamó mi querido amigo Milton para invitarme a viajar a El Fin del Mundo. No lo dudé ni un segundo, y alisté un equipaje ligero en el que incluí unas botas apropiadas para caminar en la montaña.

Hay que viajar a la capital del Putumayo en camioneta o capero para soportar el mal estado de conservación de la vía y por ser destapada; en un recorrido que dura 6 horas saliendo desde la ciudad de Pasto, en el que se puede hacer algunas paradas para tomar algunos refrigerios o tomar fotos. Recomiendo tomar el agua panela con queso y envuelto de choclo de El Encano.

El paso por el Valle de Sibundoy es encantador por su belleza paisajística, ahí están Colón, Santiago, Sibundoy y San Francisco, municipios que vale la pena visitar, y, además, por su excelente vía pavimentada. Luego, nos esperan unos precipicios que nos hacen recordar que la vida es sagrada. Hay que tener la precaución de mirar si viene otro vehículo en sentido contrario para cederle el paso o ubicarse apropiadamente en un costado de la vía o echar reversa. 

Atravesamos el ecosistema amazónico y llegamos con ganas de descansar en Mocoa. Los hoteles son muy económicos, pero también se puede hospedar en la posada turística Dantayaco, dentro de la reserva natural, que me parece una excelente opción.

Temprano hemos salido rumbo al enigmático Fin del Mundo; queremos ser testigos directos de la magia que despiertan ciertos lugares milenarios. No dejamos de preguntarnos por qué se llama Fin del Mundo. En la posada dejamos la camioneta y nos disponemos a llenar nuestros pulmones del más puro aire que mana de la espesura de la selva. Un momento para tomar fotos en el puente colgante sobre el río Mocoa, una estructura rústica de madera.

La Corporación Fin del Mundo tiene dispuesto una logística con personal especializado que permite una buena atención al visitante. Para empezar le presentan un video informativo sobre los atractivos y las medidas de seguridad que se debe tener en cuenta. Luego hay que registrarse, pagar la entrada que es de 20 mil pesos y 10 mil para estudiantes y le entregan la manilla que lo identifica como visitante del lugar.

La caminata se hace un por un terreno variable: piedras, lodo, agua, escalones de madera, pero lo más sorprendente es caminar sobre unos gigantescos bloques de roca que según los lugareños tienen más de 600 años y fueron ubicados ahí por las comunidades originarias con técnicas que emplearon los Incas.

Si bien todo el recorrido es encantador, la magia se manifiesta con el encuentro de la primera cascada que forma el río Dantayaco con el charco El Encanto; luego admiramos el poder que tiene el agua para tallar con su constancia un puente natural.  Caminando unas resbalosas piedras y ya introduciendo nuestros pies en el agua, encontramos la segunda cascada y el charco El Almorzadero, un lugar donde la gente practica clavados, pues tiene una profundidad de 5 metros.

Pero el plato fuerte lo constituye la tercera cascada: con una altura de 80 metros se ve imponente la caída de agua del río Dantayaco. Vemos que la naturaleza merece todo nuestro respeto y admiración. El desfiladero es impresionante, la caída de agua se parece a una inmensa cabellera blanca o el llanto de la naturaleza por la acción depredadora del ser humano. No podemos avanzar más: ahora entendemos por qué es El Fin del Mundo.

Aníbal Arévalo Rosero.

 

fundacionecosofia@gmail.com

- Software por Activisual -