[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

23/08/2019 - 14:37
Lo llames como lo llames; “Hashtag”, “gato” o simple “etiqueta”, este símbolo ha revolucionado la forma en que nos comunicamos.
15/08/2019 - 09:37
Durante el festival se vivieron intensas noches de sexo y drogas. ¡FOTOS + VIDEO!









Recomendado

Encuesta

¿Tiene claro cuál será su voto en las elecciones regionales del 27 de octubre?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Julio 11, 2018 - 16:02

Desde la antigüedad los seres humanos hemos aprendido a expresar nuestro afecto o agradecimiento por los favores que en muchas circunstancias recibimos de las personas con las que compartimos nuestra vida en la familia, el estudio, el trabajo, en fin.

En algunos casos el agradecimiento es demostrado por simples gestos, un abrazo, un apretón de manos, un beso, o a través de expresiones emotivas como "gracias".

Las generaciones actuales nos dejamos seducir por el consumismo, y en ese afán el comercio "hace su agosto" hasta el punto de olvidar la esencia de lo que celebramos en ocasiones como el Día de la madre, del padre, un cumpleaños, graduación, en Navidad, Día de Reyes, entre otros.

Los gestos y expresiones de agradecimiento han pasado a un segundo lugar. Nos preocupamos por el costo, el tamaño o la marca del regalo hasta el punto de no pensar en la funcionalidad o utilidad de lo que regalamos.

En el día de la madre, por ejemplo, se regalan planchas, ollas, utensilios de cocina, estufas, neveras. ¿Y las tarjetas? ni hablar, casi siempre terminan en el recipiente de la basura.

El universo de los regalos es aún más complejo si lo relacionamos con los niños, los adolescentes y los jóvenes, y digo más complejo por aquello de la tecnología. Ahora se regalan tabletas, teléfonos inteligentes, drones, computadores, entre otros aparatos electrónicos.

En algunos casos se puede acertar con el gusto y la necesidad del homenajeado, en otros es motivo de discordia y habladuría, pero ¿cuál es la verdadera esencia del regalo? Parece que lo hemos olvidado.

El valor de la gratitud debe ser la esencia. Expresar a otro ser humano la felicidad y el contento que nos genera su compañía o sus atenciones, su apoyo, su dedicación y su confianza, deben ser motivo para estar siempre agradecidos, y para expresarlo se puede ser simple, pero sincero.

Es más valioso un "gracias", una sonrisa, un abrazo, un simple apretón de manos que se da con emotividad desde lo más profundo del corazón, que un gran banquete o costoso regalo que se hace con desdén e hipocresía.

El obsequio cuando se da debe hacerse sin esperar nada a cambio y sin esperar una fecha del calendario. La gratitud debe ser eterna y permanente.

 

Por: Madeleine Carolina Sánchez Narváez

- Software por Activisual -