Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Jueves, Noviembre 14, 2019 - 18:17

En estos momentos se vive en las instalaciones de la Gobernación de Nariño el proceso de empalme entre el   gobernador electo Jhon Rojas y el mandatario departamental saliente,  Camilo Romero Galeano.

Se trata de una actividad que es normal en esta época de cambios, cuando a partir de enero de 2020 cambia el panorama en la Administración seccional, luego de 4 años de gobierno.

Naturalmente las expectativas son enormes, puesto que se supone que los protagonistas de este empalme departamental,  por el lado de Jhon Rojas, son los llamados  a hacer parte de su gabinete, que seguramente el gobernador electo está conformando de manera minuciosa, puesto que el reto que se viene es bastante grande.

De ahí que no nos sorprende que el tema de las regalías tenga la máxima prioridad en este proceso, puesto que de allí dependerá gran parte de lo que pueda realizar la nueva administración departamental en materia de obras, en los cuatro años que se le vienen.

En ese sentido no podemos olvidar que el gobierno de Nariño que agoniza en estos instantes con mucha más pena que gloria,  descuidó de manera irresponsable la inversión que se debió hacer con esas regalías.

Nos estamos refiriendo a una omisión imperdonable la que prácticamente paralizó el progreso de nuestra región, al tratarse de unas enormes inversiones, que a fin de cuentas no se hicieron. 

Fue entonces un desperdicio enorme, puesto que a mitad de camino se quedaron emprendimientos  de gran transcendencia, como el Plan departamental de agua, que ahora, como es lógico suponer, también será una de las prioridades del gobierno de Jhon Rojas.

Lo cierto es que ahora, cuando el empalme se desarrolla entre los funcionarios entrantes y salientes, cabe  pensar que los múltiples problemas jurídicos a los que se vio expuesto el gobernador Camilo Romero fueron el motivo principal para que descuidara su administración. 

Esta parece ser la triste realidad de un gobierno departamental que comenzó con enormes expectativas, pero que dolorosamente con el paso del tiempo  se fue diluyendo, hasta llegar a lo que será  una despedida por la puerta de atrás.

Por ello ahora la esperanza está en lo que se viene a partir de enero del próximo año, puesto que con la victoria de Jhon Rojas se terminaron casi dos décadas  de administraciones inclinadas a la izquierda, por lo que se abre una nueva expectativa y un nuevo panorama político en nuestro departamento de Nariño.

De allí el interés que despiertan en estos instantes los procesos de empalme, que como en el caso de la Gobernación de Nariño, está en pleno apogeo.

Seguramente en estos días que restan para que concluyan estos necesarios procesos se encontrarán muchas cosas por enderezar, pero lo importante ahora es que el nuevo gobernador, Jhon Rojas, asuma como mandatario departamental  con el conocimiento total de cada uno de los aspectos de la Administración que va a recibir para manejarla durante 4 años. 

Esto es saludable para que  el gobernador entrante inicie su gestión con pie derecho, con un diagnóstico de la actual situación del departamento.

- Software por Activisual -