Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Foto: Ruven Afanador
10/12/2019 - 13:04
El 10 de diciembre de 1959 tras cuatro años de construcción, el presidente Alberto Lleras Camargo lo inauguró en Bogotá. [VIDEO]
09/12/2019 - 10:02
Esta fecha se escogió con el fin de crear conciencia y desde las Naciones Unidas trabajar para erradicar este gran problema.









Recomendado

recomendado

Imagen: Merck
08/12/2019 - 16:13
Colombia se une a los más de 60 países de todo el mundo que ya cuentan con este medicamento; incluyendo Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá,...
23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cómo evalúa el inicio del VAR en el Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Domingo, Marzo 3, 2019 - 00:22

 He sido testigo directa muchas veces de la historia de Cuarón.

 

Cuando la vi me causó un gran impacto en la cabeza, en el corazón y hasta en la piel. Cuando terminó solté un suspiro de descanso, no porque estuviera abatida de verla, no, el cansancio que sentía era de vivirla, era una fatiga de sufrimiento, aunque todo, la representación, los diálogos, las figuras, la época y en síntesis los personajes y el guion, me habían resultado desde mi desprevenida forma de apreciar el arte, fascinantes.

 

Sobre esta película (Roma) debo decir que todo me pareció bueno, incluso que no haya ganado el Oscar como mejor película: los mejores reconocimientos que recibe el ingenio humano no provienen de estatuillas, así sean de oro, sino de los aplausos calurosos del público.

 

A lo largo de mi vida he conocido muchas Yalitzas Aparicio (la Protagonista). Con su figura tan de esta tierra, tan dulce en el trato, tan servicial y humilde. Viviendo como internas en una casa que no es la suya, sin horario para el trabajo, haciendo aseo, arreglando los enseres, de cuidadoras de pequeños y a veces hasta de grandes, compradoras de lo que se necesita en la tienda o en la droguería, hacen de todo, las he visto, como en la película, hasta de pediatras y de psiquiatras y no se de cuantas cosas más.

 

No importa cuanto hagan y que tan importantes sean sus oficios, casi nunca ocupan un lugar destacado en el contexto familiar: al contrario, reciben normalmente un trato indigno, no se sientan a la mesa, comen en la cocina raspando las ollas mientras las vuelven a llamar. Durante tantos años (siglos, que horror) hemos visto la figura de las muchachas del servicio, que en el inconsciente colectivo se han venido asociando con los orígenes culturales y étnicos de estas personas -que no siempre son mujeres- con los injustamente llamados “desdeñosos” oficios caseros.

 

Desconozco que tanto impacto sobre la sociedad pueda tener esta cinta del genio mexicano Alfonso Cuarón. Nunca se podrá medir. Pero la construcción de la conciencia es un imperativo del verdadero arte, aun que no pueda perder nunca el aroma seductor de la poesía.

 

¡Conciencia! es eso lo que se reclama tácitamente en la cinta, pero especialmente en la vida diaria. Las empleadas domésticas no son mascotas, son seres humanos extraordinarios y únicos como todos. Sus derechos deben protegerse con especial cuidado por ser normalmente individuos que provienen de la vulnerabilidad de la pobreza y la discriminación.

 

En los países más adelantados del mundo, no solo se cuenta con leyes exigentes que las protegen de las jornadas de trabajo abusivo y de los salarios de hambre, sino con el avance de sociedades modernas que aprecian sus labores, que sienten respeto por la persona y gratitud con ellas por dedicarse a realizar las tareas que muchos no quieren o no pueden hacer.

 

Hay un segmento del filme que me estremeció. Yalitza queda embarazada de su novio, está enamorada y sueña con hacer una familia con él. El muchacho se le pierde al saber la noticia, es un joven mexicano pobre dedicado a entrenar para ser un luchador de artes marciales; sin mucha educación, y como tantos otros, no quiere que el pequeño por venir le frustre sus aspiraciones. Así que no regresa y huye, desaparece. Pero ella lo busca con esperanza, lo encuentra y le habla con la ternura de siempre, pero luego desfallece solitaria cuando él niega su hijo y la amenaza con golpearla o matar al bebé.

 

He sido testigo directa muchas veces de la historia de Cuarón. ¡Me alegró tanto que la contara! y de que hubiese tantos como yo conmovidos por el drama.

 

No ganó el Oscar principal, que importa, ocupó un espacio frondoso de humanismo y justicia en la mente de millones de seres humanos. Con eso fue suficiente.

 

Por Miriam Martínez Díaz

- Software por Activisual -