Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.
26/10/2019 - 18:53

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Jueves, Agosto 30, 2018 - 16:14

El departamento de Nariño, beneficiado con importantes proyectos en el pasado gobierno, pero en realidad fue perjudicado porque los mismos quedaron truncados con graves perjuicios para la región, hasta el punto de que en esta Administración de Iván Duque tendremos que ocuparnos de salvar el embrollo que nos dejaron y lamentablemente perder la oportunidad de canalizar otras obras de envergadura que necesitamos.

Proyectos como el de la rehabilitación del aeropuerto Antonio Nariño que se programó para 21 meses y ya van 42 y aún sigue empantanado, constituyéndose en una vergüenza y un ejemplo de corrupción porque además del retraso en la programación se han comprobado sobrecostos. O el de la doble calzada Pasto-Rumichaca que comenzó en el 2015 y aún su futuro es incierto porque ni siquiera se ha concertado con las comunidades indígenas la ubicación de un peaje en jurisdicción de Ipiales.

No olvidemos que después de más de 12 años no han terminado las obras de la concesión Rumichaca-Pasto-Aeropuerto, que dejó abandonadas la firma Devinar y que pese a esa desvergüenza de estar tantos años llenándose los bolsillos con el dinero de los peajes, salimos a deberle y el Estado tuvo que indemnizarla en más de 150 mil millones de pesos.

Frente a ese proyecto tan polémico del aeropuerto por fortuna esta semana nos llegaron buenas noticias luego de la reunión de dirigentes de Nariño como el alcalde de Pasto, Pedro Vicente Obando y el presidente de la Asamblea, Juan Daniel Peñuela, que dialogaron con el director de la Aerocivil, Juan Carlos Salazar y confirmaron una reasignación de 88 mil millones de pesos y la garantía que se mejorará el proyecto de ampliación y remodelación para entregarse en octubre del próximo año.

Sabemos la volatilidad de los compromisos del Gobierno y que no podemos dar por seguro, así se firme y refirmen compromisos, porque la experiencia se demuestra con incumplimiento y la ‘reserva de elefantes blancos’ que tenemos a lo largo y ancho de nuestro departamento con obras que comenzaron y cuyos presupuestos e ilusiones se enterraron.

Por eso es importante que se mantenga una permanente vigilancia por parte de la Asamblea seccional, el Concejo de Pasto y los gremios para que se cumplan esos nuevos cronogramas.

Ah, pero si bien ahora se hizo una especie de borrón y cuenta nueva, los organismos de control y la Fiscalía no pueden dejar a la deriva las investigaciones y olvidarse de la responsabilidad de quienes cometieron las irregularidades que llevaron a dilatar el proyecto del aeropuerto, pues pareciera que fueran a echarle tierra a ese asunto.

Se tiene que destacar la receptividad y el interés de la dirigencia nariñense, que la hemos siempre criticado por su indiferencia, pero ahora se le ve compromiso, posición que se debería convertir en una especie de manual de conducta porque a través del frente común, del que siempre hablamos y no lo conseguimos, nuestro departamento puede lograr la atención y el respeto por parte del Gobierno Nacional, para que nos dejen de observar del hombro para abajo y se cumpla con su obligación de brindarle la inversión social que necesita.

Hagamos lo que siempre han hecho regiones como Antioquia, la costa atlántica o el Eje Cafetero, en donde la clase dirigente integra sus esfuerzos y le habla de tú a tú al Gobierno. Dejemos atrás los personalismos y la desintegración y trabajamos con un solo interés, impulsar el desarrollo de Nariño, sin permitir que se cometan abusos y los contratistas vengan y hagan de las suyas.

- Software por Activisual -