Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/11/2019 - 18:37
En el corregimiento de Jongovito y en el barrio Caicedo los maestros avanzan con la elaboración de los años viejos y las carrozas.
Foto: Referencial
24/10/2019 - 11:09
Hoy la organización celebra el aniversario de la Carta de las Naciones Unidas.









Recomendado

recomendado

Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.
26/10/2019 - 18:53

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Octubre 7, 2019 - 18:37

Es doloroso e impactante recibir la noticia del fallecimiento de un familiar o un amigo por negligencia en la prestación de los servicios de salud, luego de haber confiado la vida humana en los procedimientos y tratamientos que instaura el profesional de la salud.

Desde cualquier punto de vista es deplorable e inaceptable el empeoramiento del estado de salud y más aún la muerte de seres humanos por causa del descuido y la negligencia en la prestación de los servicios médicos y la atención a los enfermos.

Es de vital importancia que los tratamientos y procedimientos médicos prescritos, de acuerdo a una valoración concienzuda por parte del profesional de la salud, deben utilizarse para garantizar la vida, mejorar y en lo posible curar los quebrantos de salud del paciente.

Desafortunadamente en nuestro país, los servicios de salud tanto públicos como privados se han convertido en un ente de alta peligrosidad por la falta de responsabilidad de los prestadores y profesionales de la medicina que pisotean el juramento hipocrático, formalizado en el día de su graduación.

Todas las personas sin excepción, ya sea en régimen subsidiado, contributivo o particular, es deber prioritario que reciban la debida atención sin contratiempos, ni excusas. Si algo no debería fallar es la atención de salud, pero en nuestro entorno ocurre todo lo contrario.

Siempre que se maneje la salud con propósitos mercantilistas, con profesionales indolentes y negligentes, la vida de las personas no valdrá nada. Cada año los errores en clínicas y hospitales en vez de corregirse, más bien se incrementan en quejas e inconformismo por las cifras de muertes, que en vez de disminuir se van acrecentando, sin que se tomen las medidas de control pertinentes.

Se carece de comité para análisis e investigaciones por causa de muerte, con fines sancionatorios y preventivos, fundamentados en la corresponsabilidad del todo el entorno que rodea al paciente. De no corregirse los errores y castigarse gradualmente a los responsables, los servicios de salud seguirán operando como un juego de azar, en que unos pocos ganan y la mayoría pierde.

Son lamentables los sucesos ocurridos antes y recientemente, en que decisiones equivocadas o tardías por parte de profesionales médicos han conducido a desenlaces fatales por negligencia e incumplimiento en los servicios de salud. Me pregunto si se detecta el problema, ¿por qué no se toman decisiones de manera inmediata? o ¿por qué no recurren a trasladar urgentemente a otra clínica u hospital si no disponen de los medios necesarios para la atención?

Desafortunadamente con frecuencia se observa con impotencia errores médicos, trato inhumano y negligente que conllevan al empeoramiento de la salud, al no disponer de un diagnóstico acertado y oportuno, lo cual conlleva a deteriorar aún más la salud e incluso conducir a la muerte.

La responsabilidad o irresponsabilidad médica puede significar para un paciente una gran diferencia en su vida. Debemos considerar que algunos errores médicos son inevitables, pero otros parecen producto de la irresponsabilidad, el afán y por supuesto la negligencia.

 

POR: P. NARCISO OBANDO

- Software por Activisual -