[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Granma
27/04/2019 - 11:15
Las primeras elecciones con sufragio universal en el país africano, significaron la abolición de una medida marcada por masacres, injusticias y dolor.
The Outline
26/04/2019 - 10:44
Durante tres décadas, el sector de la explosión sigue aislado de la vida, dados sus altos indices de radiación.









Encuesta

¿Está de acuerdo con volver al procedimiento de la marcación de huella y firma al votar?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Videos Virales

Captura de pantalla
03/05/2019 - 14:45
El sujeto afectado decía que le dolía tanto que no lo soportaba, sin saber qué podía ser.
Captura de pantalla
01/05/2019 - 11:31
El hombre estaba presenciando un festival cuando el animal acabó con su vida.
Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:42
La joven apareció colgando de un aire acondicionado, al lado de una ventana, mientras los equipos de rescate intentaban ayudarla.

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Febrero 4, 2019 - 11:37

Dios está de moda siempre. Pero hoy, muchas personas conducen sus vidas como paganos, adorando “ídolos”, máscaras del mismo satanás. Con estos “ídolos” como pilares de su existencia, no podemos construir la ciudad de Dios, la civilización del amor.

Se idolatra la ciencia y la tecnología como dioses supremos de la vida. Las personas se han dejado extasiar, por no decir “embobar” por las redes sociales y los medios de comunicación modernos, los cuales hay que poseerlos y disfrutarlos a como dé lugar. Así mismo, las potencias mundiales en su afán de dominar el mundo, dedican su sofisticada tecnología exclusivamente a la guerra, para destruir y someter, poniendo en peligro todo nuestro planeta.

Muchos deportes a nivel profesional se han convertido en una verdadera locura, donde se mueven cantidades astronómicas de dinero. Se hace alarde del fanatismo destructor, donde se menosprecia, se odia e inclusive se llega a quitar la vida del rival. Muchos deportistas se erigen como ídolos de barro, pésimos ejemplos para nuestra niñez y juventud.

Reina la apariencia, generadora de una falsa imagen de nuestra personalidad. Muchas personas se presentan ante los demás con una falsa fachada, rindiendo un culto exagerado al “que dirán”, dependiendo siempre de la opinión de los demás, perdiendo autonomía, identidad y autenticidad. En definitiva, dejamos de ser tal como somos.

 

Nos arrodillamos y rendimos culto a quienes ostentan posiciones de poder, especialmente ante los políticos de cualquier tendencia o ideología, quienes han perdido el amor por su pueblo. Hoy, ya no trabajan para servir a sus conciudadanos, sino que solo buscan adquirir la mayor cantidad de dinero posible para sus propios bolsillos, no les importa los seres humanos, solo les importa sus particulares intereses.

La vanidad o egolatría, se ha convertido en uno de los males más endiosados de nuestro tiempo. Los estándares de belleza de la juventud actual, son influenciados e impuestos por los medios de comunicación. Los jóvenes y la sociedad en general, sin criterio individual y vacíos en su personalidad los toman como propios, por su bajísimo nivel de autoestima y autoimagen, debido a la carencia de auténticos valores espirituales y mentales.

Como conclusión podemos decir que en nuestra sociedad actual encontramos muchas personas atrapadas, sin salida, sin horizontes, sin metas que alcanzar, sin valores humanos que adquirir, sumidas en la adicción al trabajo, al sexo, a la falsa religión, al consumismo, a los licores, a fumar cigarrillo, a las drogas alucinógenas, a analgésicos y somníferos, al gasto sin medida del dinero, a los juegos de azar, a la televisión, al computador, a los celulares, a las tarjetas de crédito, a las apuestas, a las loterías, a determinadas personas, a comer golosamente comida chatarra, a tomar tranquilizantes, a cirugías estéticas, a la violencia, al terrorismo, a la guerra, a irrespetar, tratar mal e insultar a los demás, a hablar o mensajear por teléfono (es decir a permanecer hipercomunicados), adicción a las aventuras y emociones de inoculante y fuerte adrenalina; adicción a adquirir títulos y conocimientos, no para servir sino para humillar a los demás.

Por: Narciso Obando López, Pbro.

- Software por Activisual -