[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

15/08/2019 - 09:37
Durante el festival se vivieron intensas noches de sexo y drogas. ¡FOTOS + VIDEO!
27/07/2019 - 09:18
El consumo de alcohol, el tabaquismo y la infección del VPH aumenta los riesgos de esta enfermedad. [VIDEO]









Recomendado

Encuesta

¿Tiene claro cuál será su voto en las elecciones regionales del 27 de octubre?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Agosto 6, 2019 - 16:59

Ya entramos en plena recta final para aspirar a los primeros cargos del municipio y departamento, y comienzan a ponerse de moda palabras como: coalición, coyuntura, consenso, alianza, y porque no decirlo, también la palabra “jugadita”.

También no es ajeno el tema de la corrupción y polarización; en el país de los odios y la falta de argumentación, cobran fuerza los improperios, las injurias, los insultos y estrategias mezquinas para surgir, no por proponer ideas sino descalificando a los contrincantes. ¿Podrán imaginarse queridos lectores de esta humilde columna, cuanto veneno se despliega y excreta  bajo la piel de los corruptos que quieren mantenerse en el poder o aspirar a él porque han sido desbancados?

Sabemos que la corrupción como símbolo, palabra, concepto y contexto, ha sido tomada como caballito de batalla de los políticos en plaza pública, y cínicamente incluso por los mismos corruptos, que se valen del tema de moda para influir en el imaginario de sus domesticados electores.

Y es tan corrupto y venenoso el que actúa por acción o por omisión. Por acción al constreñir al elector, a inducirlo a vender su voto, a convencerlo de que tan solo es mercancía en época electoral.

Sin embargo, muchos por desinformación y otros presos de la ignominiosa abulia que los envuelve, se convierten en indolentes, a sabiendas que las futuras generaciones se verán afectadas por la elección comprada, la elección inducida o como sucedió: la gran masa que salió emberracada a votar, porque le trabajaron el subconsciente. Mientras tanto los políticos corruptos actúan como aves de rapiña que  afinan su rapaz estrategia para pescar en el  río revuelto del presupuesto, lucrándose de él, porque son conscientes que su acción u omisión  produce dividendos.

Nada más nocivo para la salud mental de un pueblo que un país o nación polarizada por decisiones de corruptos, quienes por acción u omisión inundan de su corrosivo veneno. El resultado: el semblante de una población enferma, hastiada, con ese síndrome de shock postraumático que se ha ido alimentando de la desesperanza, desesperanza que flota en el mar del conformismo.

Por Daniel Olarte Mutiz.

- Software por Activisual -