Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Fotos: utb.edu.co
27/09/2019 - 09:24
La edición 40 se realizará en Nueva Delhi, India, y bajo el lema "Turismo y empleo: un futuro mejor para todos".
Foto: Referencial
15/09/2019 - 10:54
Cada 15 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Democracia. Hay 48 países donde la dictadura es la forma de Gobierno.









Encuesta

¿Cuál cree que es el mayor problema que afrontan los estudiantes universitarios en Colombia?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Viernes, Agosto 30, 2019 - 15:33

El científico Albert Einstein afirmó que el universo y la estupidez son infinitos, aunque guardaba la duda de que el universo lo fuera. Pero ¿qué es la estupidez? Su definición más que semántica debe de establecerse primero en los ámbitos del comportamiento por lo que se han adelantado estudios para lograr identificar comportamientos estúpidos y poder decir cuando una acción lo es y cuando más y cuando menos.

Lo primero que las investigaciones han logrado desvirtuar es que la estupidez esté ligada al coeficiente intelectual, o sea que los desaciertos no dependen únicamente de la capacidad intelectual de las personas. Hallazgo que no debe de sorprender si de manera objetiva se valoran muchas acciones realizadas por este o aquel héroe o prohombre, pues de no haber sido cometidas por amor a la patria, al partido, a su pueblo, simplemente se mirarían como equívocos torpes o barrabasadas.

Pero también están aquellos actos a los cuales se disculpa y se tildan de simples anécdotas o salidas en falso a si las consecuencias producto de los mismos llevaran a pagar saldos costos en dinero o en vidas. Bastaría con revisar la cotidianidad pasada y presente de este país para verificar que la estupidez ha estado y está más del lago de los gobernantes y tecnócratas que de ignorantes ciudadanos.

Estudios como los adelantados por las universidades de Eötvös Lornand (en Hungría) y la Universidad de Baylor (en Texas) han permitido clasificar la estupidez en tres grados. El primero referido a lo que denominan Ignorancia confianza. Este grado es considerado como el más alto al que puede llegar una persona cuando sin contar con el conocimiento requerido o experiencia necesaria pone en situación de riesgo su existencia y la de los demás, pese a que son conscientes de la gravedad de las consecuencias que se pueden derivar de sus torpes decisiones.

Los ejemplos de este grado de estupidez tienen nombre propio en las noticias nacionales: Hidroituango y El Quimbo, dos represas hidroeléctricas que forman parte de los llamados megaproyectos energéticos, cuyos costos económicos no son mayores a los causados al medioambiente y con él a las poblaciones aledañas a las fuentes hídricas tomadas para surtirse del agua. Precio que se vuelve incalculable mientras los beneficios obtenidos no pasan de ser pírricos, no obstante ahí están los estúpidos que los defienden.

El grado medio de estupidez va con el descontrol. Proclive a él son todas  aquellas personas obsesivas compulsivas que no se dan unos segundos para pensar antes de actuar o hablar. Metidas de patas suelen llamarle a este tipo de estupideces. Por lo que no hay un solo referente si no muchísimos, tantos que hasta existe un partido político que agrupa a destacadas figuras públicas que no hacen más que ponerse en boca de la opinión pública por virtud de lo que dicen y (o) acometen.

Nada puede ser más estúpido como el afirmar, por ejemplo, que no existió la tal masacre de las bananeras o proponer dividir al departamento del Cauca en dos partes: la de los indígenas y la de los blancos. También califican como estúpidas la justificación del asesinato de los jóvenes de Soacha diciendo que ellos no fueron a coger café y que si los mataron fue porque no estaban haciendo cosas buenas. Y decir que en Colombia no hay desaparecidos sino restos de cadáveres confundidos.

El grado mínimo de estupidez se reconoce en aquellos que yerran en la ejecución de una tarea ya porque se distraen o porque su idoneidad no les permitiría llevarla a cabo. El senador Macías puede encabezar una larga lista de ejemplares de este tipo en el mismo Congreso seguido de alcaldes, gobernadores, ingenieros civiles y cirujanos plásticos con sus electores y clientes.

Por: Ricardo Sarasty

ricardosarasty32@hotmail.com

- Software por Activisual -