Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

15/01/2020 - 09:38
El activista estadounidense y pastor que luchó por los derechos civiles de los afroamericanos.
02/01/2020 - 16:27
La celebración nació en México, recuerdo de un enfrentamiento de reos en Tampico, en el 1927, día en que un gran número de uniformados perdió la vida.









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Diciembre 16, 2019 - 15:48

Tal vez nunca antes fue tan necesario e imperativo que se logre un consenso entre los trabajadores y los empresarios sobre cuánto se debe reajustar el salario mínimo que regirá a partir del primero de enero del año entrante para cerca de 6 millones de colombianos que devengan la mínima asignación legal que se reconoce a los trabajadores del país.

Hacemos esa afirmación, porque el tire y afloje entre las partes, con la moderación del representante del Gobierno, se desarrolla en medio de un tenso ambiente social, agitado por las marchas que se iniciaron el pasado 21 de noviembre, convocado por las centrales obreras del país, que habían decidido que la protesta sólo se escenificaría en un día.

Sin embargo, al calor de los disturbios y saqueos que se presentaron en al menos cuatro de las principales ciudades del país la noche de ese día, las protestas pasaron de largo correspondiendo al llamado ya no de las centrales obreras, sino de voceros de la izquierda, empeñada en sacar su rédito político de cara a las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales.

Si bien después de varias jornadas que incluyeron al caer de las noches ataques a bienes públicos, feroces enfrentamientos entre jóvenes manifestantes con la Fuerza Pública, debemos reconocer y aplaudir que la última de las marchas se desarrolló prácticamente en completa calma, solo exaltada fugazmente por alguno que otro conato de nuevos desmanes pequeños y aislados en la capital colombiana.

No hacerlo sería echarle gasolina al fogón de las protestas, que muy fácilmente, enarbolando la bandera del rechazo al nuevo mínimo, puedan servir de caldo de cultivo para que quienes están interesados en aprovechar el menor pretexto para sembrar de nuevo el caos, puedan lograr su cometido.

Lo que requerimos y necesitamos con urgencia es que haya una voluntad sincera por lograr el consenso, que puede ser el primer paso para llegar a otras necesarias coincidencias sobre lo que debemos hacer como país, para trabajar juntos en el cierre paulatino, pero seguro, de las brechas sociales que dan lugar a las inequidades que no nos dejan ser un país más justo con quienes menos tienen.

Contrario a otros años y a lo que pudiera pensar el común de la gente, las diferencias entre los que están dispuestos a ceder las empresas y lo que exigen los sindicatos y otras fuerzas representativas que participan de los intentos de concertación, no son tan grandes como en otras épocas.

Más si se tiene en cuenta que las centrales obreras si bien saben que el 8% de reajuste salarial para el mínimo es poco menos que una utopía, les sirve de base inicial para poner las cartas en la mesa de diálogo. Los empresarios ofrecen 4%, pero todo indica que el reajuste podría estar por el 4.5% y máximo en 4.6%.

Como el Gobierno Nacional se anticipó a poner la línea roja que no puede sobrepasar ninguna concertación, en máximo un millón de pesos de salario mínimo, se podría decir que dadas las consideraciones económicas que se deben tener en cuenta a la hora de negociar bajo propuestas no populistas sino ajustadas a la realidad fiscal del país y la necesidad de guardar el equilibrio inflacionario, se podría esperar que los negociadores, finalmente, concertarán un salario igual al monto máximo fijado por el presidente Duque, incluidos todos los ítems que lo componen.

No aporta nada una propuesta al constructivo debate sobre el monto en que se debe fijar el salario mínimo del siguiente año, si no todos quienes lo hacen tienen en cuenta que el valor que cuesta contratar formalmente a un empleado, va mucho más allá de lo que en unos días se definirá por acuerdo o por imposición del Gobierno como última palabra.

 

 

- Software por Activisual -