Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

12/12/2019 - 09:12
México y miles de fieles celebran con diferentes actos religiosos para “Guadalupana” en la Basílica que lleva su nombre.
Foto: Ruven Afanador
10/12/2019 - 13:04
El 10 de diciembre de 1959 tras cuatro años de construcción, el presidente Alberto Lleras Camargo lo inauguró en Bogotá. [VIDEO]









Recomendado

recomendado

Imagen: Merck
08/12/2019 - 16:13
Colombia se une a los más de 60 países de todo el mundo que ya cuentan con este medicamento; incluyendo Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá,...
23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Para usted quién tiene más credibilidad en el desarrollo del Paro Nacional?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Octubre 31, 2018 - 11:50

Hace cinco años en este mismo espacio de opinión, observaba la crisis de los gobiernos progresistas latinoamericanos. Era el inicio de una etapa de transición hacia regímenes duros, pieza de una corriente mundial nacionalista, proteccionista y fundamentalista. Los signos marcaban el cambio para las nuevas izquierdas latinoamericanas y los progresistas, que en esencia son diferentes, que a su vez nacieron de los trances dictatoriales y de administraciones corruptas de los 80 del siglo XX. Se diferenciaban también de los socialismos clásicos sucesores de Cuba, Nicaragua y Chile.

El concepto de Socialismo del Siglo XXI apareció en 1996 cuando el coronel Hugo Chávez lo pronunció como objetivo estratégico de su propuesta de gobierno (1999-2013). Luego, en el desarrollo del V Foro Social Mundial en enero de 2005, propuso la creación de un Bloque regional de poder popular. Eran épocas de debacle de las derechas y el ascenso al mando de las corrientes progresistas: Rafael Correa (2007-2017) en Ecuador, Evo Morales en Bolivia (2006-2018), Lula Da Silva en Brasil (2003-2010), Ollanta Humala (2011-2016) en Perú y los Kirchner en Argentina (2003-2015).

Sin embargo de estos periodos de gobierno, hace 30 años el concepto forma parte de los debates ideológicos y políticos; algunos reclamaban el origen auténtico de un socialismo bolivariano, mientras tanto otros opinan que es una falacia de dictadura izquierdista. Hoy el panorama es diferente: crisis de mega-inflación en Venezuela, desabastecimiento de alimentos y el éxodo o diáspora llanera, evidencian el revés político y el agotamiento del modelo. Estamos ante la duda del progresismo latinoamericano. El reciente triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil, sumado a los gobiernos de Lenin Moreno en Ecuador y el de Mauricio Macri en Argentina, representan una nueva época política en el sur.

La rigidez en los conceptos y en la praxis ha sido una maldición que ha cargado históricamente la izquierda, tal vez por su necedad de aparecer siempre “ideológicamente pura” para no caer en la heterodoxia. Es allí que la mano dura aparece y después como efecto en la afectación de la democracia. Todo Estado Nación se guía por una Constitución Política que soporte un bloque de defensa y protección de los derechos fundamentales. También debe tener el monopolio de la fuerza a través de su Ejército, pero tiene que respetar y proteger los derechos humanos de sus ciudadanos.

A pesar de las corrientes del progresismo, la izquierda y sus variaciones, la derecha y sus reformas, los indignados, los decoloniales y los lugarizados, diversos sistemas - gobiernos han caído, a mi parecer, por tres errores cardinales. El primero es la grave corrupción en todos los niveles: el alto gobierno – cortes – legisladores.

En segundo lugar por el uso de la fuerza desproporcionada que termina en dictadura – profunda violación de los derechos humanos. El tercer desliz es por la falta de memoria histórica – formación política – conciencia de participación, generando que un alto porcentaje de electores no salgan a votar o si lo hacen sean presa fácil de la manipulación mediática – posverdad – influencia del miedo. Si observamos con tranquilidad, en estas faltas caen tanto las izquierdas, la derecha y el progresismo.

 

Harold Montufar

www.isais.org

- Software por Activisual -