[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

Encuesta

¿Cuál cree que es la mayor causa de los accidentes con motociclistas como víctimas?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Julio 17, 2019 - 17:31

Por estos días, cuando todos los estamentos culturales, académicos y estudiantiles, especialmente, hablamos de la celebración del Bicentenario de la Independencia, viene a mi memoria el recuerdo de ese niño, soldado de Bolívar, de escasos 12 años de edad, Pedro Pascasio Martínez, nacido en Cerniza, Boyacá, el 20 de octubre de 1807, y con ella las bellas dramatizaciones que en el marco de las Ciencias Sociales y el proyecto “Un Día en la Historia” realizaba con mis discípulos para celebrar nuestros principales hechos históricos, y la batalla de Boyacá fue una de ellas.

Recordar al pequeño soldado boyacense y su actitud heroica y ética, es recodar esa bella lección de valores y virtudes que el niño nos dejó a todos los colombianos; recordemos que fue quien encontró al general José María Barreiro jefe de los ejércitos realistas escondido detrás de unos matorrales, al encañonarlo al general Barreiro éste le ofreció al joven soldado una bolsa con monedas de oro a cambio de su libertad a lo que Pascasio se negó y lo condujo preso hasta la presencia del general Simón Bolívar.

Esta lección de honestidad que nos dejó Pedro Pascasio debe servirnos para que, desde el hogar, constituida en la primera aula de educación y formación de nuestros niños, luego desde los bancos escolares, en todas la áreas de estudio, cimentar y fomentar en nuestros discípulos desde el preescolar hasta el grado once, ese bonito valor de lealtad, de honestidad y de honradez, valores que tanta falta nos hace a muchos, especialmente a quienes fácilmente cambiamos hasta nuestra conciencia por un “plato de lentejas”.

“Se necesitan gobernantes ricos no en oro sino en sabiduría y virtudes”, dijo hace más de dos mil años aquel filósofo griego Platón en su libro La República, y precisamente riqueza en virtudes es lo que hoy necesitamos poner en practica todos los colombianos de bien, pero especialmente nuestros funcionarios de gobierno, cualquiera que sea su categoría y gobernantes de turno y de esta manera, en homenaje a Pedro Pascasio Martínez, empecemos, de una vez por todas, a cambiar de actitud y derrotar finalmente la corrupción imperante en nuestro medio.

 

Por: Jorge Arturo Bravo

- Software por Activisual -