[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Encuesta

¿Cree que la aplicación de la "Doble instancia" en Colombia debe ser retroactiva?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Febrero 19, 2019 - 12:13

En una escena diaria se ha convertido observar, en ciudades como Pasto, todos los semáforos abarrotados de habitantes de calle y niños ‘rebuscándose’ la vida a costa de la limosna que las personas trabajadoras brindan para su sustento.

En muchos casos esta situación se ha vuelto un tanto incómoda, pues se aprecian personas muy jóvenes con todas las oportunidades para tener un trabajo digno que simplemente se dedican a vivir de los demás, realidad que se vuelve reprochable porque la mayoría de casos se registran en el servicio de transporte público, pues los buses se han convertido en ese escenario para ‘pedir limosna´.

¿Por qué si pueden sobresalir de una forma ejemplar se dedican a este trabajo?, ¿será que resulta más beneficioso vivir así? Tal vez los que aportan en vez de contribuir con sus necesidades, por el contrario, y de buena fe, están ayudando a endosar y agrandar las cadenas de la mendicidad.

Esto no quiere decir que contribuir con dinero sea malo, pues a pesar de que hay muchos jóvenes que lo hacen, también hay innumerables adultos mayores que en vez de estar disfrutando de esos bellos años, se han dedicado a conseguir el sustento diario, pues sus condiciones no les permite poseer una vida digna.

Un caso muy lamentable de esta situación se ve reflejado en el municipio de Ipiales con la realidad de ‘doña Lolita’, una persona mayor que según varios conocidos vive con su hija y su joven nieto, pero debe pasar los días a la intemperie, expuesta a sol y al agua, para conseguir dinero que pueda contribuir con los gastos familiares.

Sobre esta clase de historias, que son tristes en nuestra región, sería ideal que las autoridades también pongan atención ya que dan muestras de la explotación que sufren los adultos mayores. Para no irnos más lejos, en el sector de la calle 17 diariamente se ubica otra persona mayor, quien al parecer presenta problemas de salud y debe cargar centenares de cartones pesados para poder tener algo de dinero que le permita comer.

Esta magra realidad a su vez ha crecido en municipios como Pasto e Ipiales por el éxodo masivo de venezolanos que han huido de la crisis humanitaria y económica que golpea a su nación.

En suma, como nariñense debemos ayudar, pero solo y verdaderamente a quien lo necesite, de lo contrario estaríamos ‘manteniendo’ a esos jóvenes llenos de vida que solo se dedican a pedir en vez de liderar, desde sus múltiples capacidades y talentos, las grandes transformaciones positivas que Nariño y el país requieren.

 

Por: Leydi Figueroa

 

- Software por Activisual -