Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.
26/10/2019 - 18:53

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Jueves, Septiembre 6, 2018 - 11:28

Nos llenamos de alegría cuando sabemos que hay tanto nariñense en el mundo que se destaca en la música, la pintura, otras actividades artísticas y la ciencia, pero nos lastima que nuestro departamento esté en las primeras planas de los medios de comunicación por la violencia y todos esos hechos vergonzosos que se derivan del conflicto armado y el narcotráfico, una peste que nos invadió y muestra la miseria humana que generan sus tentáculos, con fenómenos como el homicidio.

Las cifras hablan por sí solas y, según el Observatorio del Delito, los homicidios crecieron en un 36 por ciento. Mientras entre enero y el 2 de septiembre de 2017 se registraron 318 casos, en el mismo periodo de este 2018 se presentaron 434.

Nos llegó exportada de otras regiones del país la cultura de la muerte que tiene convertidos nuestros municipios de la costa, el piedemonte, la cordillera y de otros sectores, en hervideros de violencia, en donde llegan a matar a la gente, la mayoría jóvenes que no llegan a los 30 años, sin el mínimo escrúpulo o temor.

 Los homicidios se perpetran a cualquier hora del día, incluso muy cerca de las estaciones de Policía o guarniciones militares, como pasó en Samaniego en donde cerca del mediodía del pasado martes abalearon desde una camioneta a un grupo de mototaxistas que estaba en la esquina de un céntrico barrio, con saldo de un muerto y dos heridos.

Como sabemos las condiciones más críticas las vive Tumaco en donde hasta el 2 de septiembre de este año el Observatorio contabiliza 188 homicidios, la mayoría con arma de fuego y asociado al narcotráfico.

Sin embargo, hay municipios en donde el crecimiento de estas muertes violentas es ostensible, como en Ipiales, que pasó de 9 en el 2017 a 24 en 2018 o Samaniego, que registró 15 el año anterior y en lo corrido de este van 27. Pero dirigentes de esa región central de Nariño argumentan que la cifra extraoficial alcanza los 70.

Algo parecido ocurre en Policarpa en donde este año van al menos 30 homicidios y, al igual que Samaniego, son producto de la presencia de grupos disidentes de las Farc y otras bandas como el Clan del Golfo que se disputan las rutas del tráfico de drogas y han desatado el terror con las denominadas limpiezas sociales o el cobro de extorsiones.

Las comunidades de los municipios en donde conviven con la muerte se han quedado solas frente a la criminalidad, porque no ven que la Fuerza Pública las proteja y mucho menos las autoridades locales, que son menos que nada frente a la protección de la integridad de la sociedad civil, en donde como hemos visto asesinan a diestra y siniestra a sus líderes.

No vemos acciones concretas de las autoridades departamentales o municipales para ponerle fin a esa ola de terror. Pareciera que se acostumbraron a convivir con los criminales, tal vez porque poco les importa lo que pasa. Al fin de cuentas están por culminar sus administraciones, y otros mandatarios vendrán para lidiar con esos líos que les van a heredar.

Lo grave del asunto es que la tendencia violenta, y en este caso los homicidios, es a crecer y a final de año podrían aumentar en más de un 40 por ciento. No contemplamos a corto, mediano o largo plazo ninguna medida o política eficaz que busque erradicar este fenómeno que se le salió de las manos al Estado.

- Software por Activisual -