Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

13/11/2019 - 18:26
Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Octubre 2, 2019 - 17:34

En esta obra, Guillermo Hinestrosa Villamizar, desliza sobre el lector esa línea delgada donde magia, religión, fe y credulidad se disputan las almas que se debaten entre la vida, la muerte, el cautiverio y libertad.

Para esta vez el sólo título como que toca en forma directa estos borrascosos tiempos de fanatismo y desenfreno en los que el ciudadano fácilmente se ha dejado embrujar por el lenguaje embaucador de los que se han vuelto expertos en vender ilusiones y promesas que nunca cumplen.

Hoy la sociedad y con manifiestas evidencias muy distante de otras épocas, vive sumida en un apego desmedido y casi anormal especialmente en la política y en los credos religiosos en donde convencidos de una causa procuran exteriorizar actitudes que sólo persiguen ostentar sentido de pertenencia. La gente quiere ser protagonista de cualquier manera.

Se ha llegado a entender erróneamente hoy que la política es un medio de sustento y por lo tanto hay que trabajar por alguna causa para tener derecho a cargos desde el más humilde hasta el más alto. Y pensar que antes en los dos partidos tradicionales si bien había un marcado sectarismo, nadie vivía de ello.

Parodiando al autor tolimense diríamos: Y mañana cuando despiertes qué harías si votaste por el candidato que finalmente perdió. ¿Cuál sería la alternativa o el camino a seguir si muchas cosas por no decir todas se manejan con padrinos políticos? Aquí es donde el lado humano se hace mirar de cuerpo entero, más si se es cabeza de familia.

Mañana cuando despiertes qué justificación tendrás ante tu familia sobre todo si pese a los cálculos optimistas, a todo el esfuerzo y sacrificio no alcanzó la votación para que su candidato acceda a un cargo en la administración  departamental o municipal.

Esa es nuestra Colombia en donde los derechos políticos son más necesidad que convicción.

 

Sofonías Rodríguez M.

- Software por Activisual -