Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Noviembre 12, 2019 - 15:50

Superando los miedos colectivos enquistados en el subconsciente y aunque gran parte de la población está siendo desinformada y asocian la marcha con un acto de vandalismo per se, mucha gente tiene la firme convicción de salir a marchar, porque es su única posibilidad de protestar contra un gobierno incompetente, que incluso tiene halándose de los cabellos al Dr. Frankenstein, artífice del híbrido entre político cool y el ejemplar porcino domesticado por la logia que domina el país.

Muchos de quienes van a marchar ni siquiera son comunistas o de izquierda, solo los motiva la indignación de reformas absurdas que van encaminadas a favorecer a la minoría que en su apetito de poder y acumulación, se sacian redactando leyes para asfixiar a gran parte de la población, como si no les bastara lo intrínseco que encarna el vampirezco neoliberalismo.

Los jóvenes profesionales están más que indignados y por eso van a marchar: se les propone un salario diferencial bajo el engaño que son principiantes, pero no se les condona la deuda que han adquirido con el Icetex para educarse. La patraña: dizque para dinamizar el empleo favorecer al empleador, quien generará más puestos de trabajo. Lo cierto es, con voracidad espera recortar sus obligaciones y acumular más, sumado al empleo no generado con el recorte de horas extras y otras arandelas ya enquistadas en reformas anteriores.

Quienes están descontentos con el sistema de salud y quisieran mejorar sus condiciones para no ser presos del paseo de la muerte van a marchar, es su derecho, su grito aplazado, su voz que se yergue a lo largo de una marcha que no puede ser mirada de soslayo por los tibios o por quienes miran desde su zona de confort como se desangra el país.

Pero se marcha por la evidente incompetencia del gobierno para solucionar muchos problemas sociales y sus justificaciones pendejas achacadas a gobiernos anteriores y porque las vías de diálogo están más que agotadas. Para que la comunidad internacional se dé cuenta que Colombia tampoco es un paraíso como Chile, y que en este país un sector violento se siente legitimado para acallar con la violencia de las balas la justa protesta social.

 

Por Daniel Olarte Mutiz.

- Software por Activisual -