Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

Vea También...

Especiales

15/02/2020 - 10:24
Un lazo dorado identifica esta fecha y con la que se busca crear conciencia para evitar que niños sigan muriendo.
Foto: Cortesía.
11/02/2020 - 07:55
70% de los padres de familia admite pasar demasiado tiempo en línea y deberían tener buenas prácticas en Internet.









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Encuesta

¿Cuál oficio cree que es el más peligroso para ejercer en Colombia?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Jueves, Diciembre 19, 2019 - 17:29

El Gobierno Nacional, a pesar de las buenas intenciones, se ha quedado corto en la solución de los problemas de violencia y delincuencia por los que atraviesa el país en la actualidad, con las calles como escenario.

Ese es el criterio que se ha formado uno de los conocedores más profundos de la problemática que plantean las diferentes expresiones de la inseguridad ciudadana, Hugo Acero Velásquez.

Para el analista, es necesario que se reconozca que hoy los problemas de violencia y delincuencia son asociados por los colombianos más al tema de seguridad urbana, que al conflicto armado.

La desmovilización de las Farc ha significado para el país una reducción notable en cantidad de muertes violentas y el número de heridos, por cuenta del menor número de combates con la Fuerza Pública y de ataques a la población civil, hoy por cuenta más del Eln y de quienes después de desmovilizarse bajo la bandera fariana volvieron al monte, o nunca salieron de él.

Caso contrario sucede con la inseguridad ciudadana que viven ciudades como Bogotá y Cali, principalmente y, en menor medida, la capital antioqueña. No se afirma con ello que en las ciudades intermedias está controlada.

Acero supone que la concentración de esfuerzos y recursos de las instituciones del Estado nacional y territorial se deben orientar hacia la seguridad de los ciudadanos.

El Gobierno del presidente Iván Duque, actuando en esa línea, ha decidido darle un ‘revolcón’ a la pirámide de las prioridades que una institución como la Policía necesita asumir, la cual debe partir por poner la seguridad ciudadana en el primer lugar de sus preocupaciones y de su accionar.

Si bien nos complace reconocer que la percepción de seguridad ha mejorado en el último tiempo en la capital nariñense, en expresiones como el raponeo a mujeres y los atracos a mano armada, no podemos bajar los brazos, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos en diciembre, época del año en que suelen dispararse los casos de inseguridad urbana.

Estamos de acuerdo con la decisión de sacar a trabajar a las calles a los uniformados que están hoy laborando bajo techo en las sedes policiales, pues efectivos ocupando la mayor porción de las áreas urbanas asentadas en todo el país es lo que se requiere con urgencia. Que quede lo mínimo básico en las oficinas.

Más aún cuando la Policía, desde hace años, viene acusando una disminución del número de sus miembros porque el recurso humano no viene creciendo en la misma medida que las ciudades y poblaciones han crecido en tamaño y número de pobladores, circunstancia que implica un mayor pie de fuerza para la vigilancia urbana, el cual debería reajustarse cada año.

En Nariño, por ejemplo, si hay una ciudad que clama por contar con una mayor fuerza policial para hacerles frente a los delincuentes, es Ipiales. El raponazo que afecta más a mujeres que a los hombres, los hurtos a mano armada, los robos a domicilio, están a la orden del día.

En Tumaco tenemos otra forma de inseguridad urbana: los homicidios selectivos, generalmente por ajustes de cuentas por negocios relacionados con el narcotráfico, No debería ser así, pero es una situación a la que el ciudadano tumaqueño está más familiarizado. Por eso, lo nuevo para él y lo que lo sorprende más, es un caso de raponeo en las calles y parques, hechos a los que hay que ponerles atención porque si hoy aún son escasos, pueden crecer con el tiempo.

Sin embargo, el Gobierno debe tener bien claro que el hecho que se necesite más efectivos no es lo único importante que hace falta. Los expertos insisten en señalar que se requiere optimizar mucho más la gestión y coordinación entre las instituciones que tienen la obligación de garantizar la seguridad de los ciudadanos, incrementar los recursos tecnológicos para la investigación criminal.

 

 

- Software por Activisual -