[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

The Sun
06/09/2019 - 11:53
El recordado portero de la Selección Colombia se metió en la historia por su inolvidable acción contra Inglaterra.
01/09/2019 - 09:29
El investigador argentino creó en 1891 el sistema de aplicación legal y metódica denominado Dactiloscópico. ¡VIDEO!









Recomendado

recomendado

05/09/2019 - 18:31
Diario del Sur
28/08/2019 - 07:23
Los seis aspirantes estuvieron presentando sus propuestas en el debate organizado por el Grupo Editorial Diario del Sur.
25/08/2019 - 17:52
Los 6 aspirantes, entre quienes estará el próximo mandatario departamental de los nariñenses, darán a conocer sus propuestas, en un importante...

Encuesta

¿Ha insultado o ha sido ofensivo en redes sociales?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Febrero 4, 2019 - 11:29

Por qué nos cuesta tanto aprender de los errores y muchos siguen cayendo en los engaños pese a tener experiencias amargas, como en el caso de toda esa red de engaños que se han tejido en torno a las denominadas pirámides, que para los que no recuerdan o no lo quieren hacer, provocaron la peor catástrofe financiera y social en el departamento de Nariño en el 2008 y cuyos efectos aún no hemos podido superar.

La semana anterior fuimos testigos de un hecho lamentable y hasta risible que ocurrió en el municipio de La Cruz, oriente del departamento, en donde al menos 250 personas resultaron estafadas por una pirámide que operaba a través de whatsapp.

Los pillos ahora ya no necesitan instalar oficinas bien montadas, con grandes letreros y empleados, han aprovechado todo el potencial de las redes sociales para captar más incautos, que los hay por cientos. Y en ese sentido en La Cruz se creó el grupo de whastapp con los teléfonos de gente conocida de la localidad y con los días se integraban más y más.

No tuvieron necesidad de lavarles el cerebro, los ingenuos cayeron y comenzaron a consignar en esas oficinas de giros, y claro, como hace toda ‘pirámide’, al principio todos felices porque les pagaban con los altos intereses que les prometían.

Como en otros casos la gente se imaginaba que la iban a ‘tumbar’, pero más podía la ambición y cuando estaban más contentos y haciendo cuentas como la ‘lechera’ todo se vino al piso porque una mañana el grupo desapareció de la red y todos supieron que la estafa se había consumado. No sabemos cuál fue el monto porque nadie se atreve a decirlo con precisión por la misma vergüenza, lo cierto es que la historia de estupidez se repitió.

Si bien estos casos los abordaron con burla y nos ufanamos frente a los que cayeron, tenemos que ser conscientes que toda nuestra región sufrió y aún sufre por los estragos de estas captadoras ilegales, y como sociedad debemos comenzar un proceso para exorcizarnos. Que quiero decir con esto, comenzar a pensar de una forma madura y responsable, no solo con las finanzas familiares o personales, sino en sacudirnos de ese criterio del dinero fácil, de enriquecerse de la noche a la mañana.

Los nariñenses nos hemos distinguido por ser ahorradores y sobre todo trabajadores, pues los mayores siempre inculcaban a sus hijos el sacrificio para conseguir lo que se anhelaba, pero la influencia del narcotráfico que se metió hasta el tuétano en la sociedad colombiana también llegó a esta región.

Hombres pobres que el rato menos pensado y sin hacer esfuerzo estaban tapados en plata, con lujosos carros, imponentes casas o edificios y disfrutando del mundo, una especie del ‘sueño americano’ a la criolla.

Sabemos que este tipo de sueños se convierten en las peores pesadillas y ese dinero mal habido llega a corromper todo y durante décadas nuestro país y más regiones como Nariño se plagaron de violencia, de la que aún no podemos salir. Por eso hoy es obligatorio que comencemos a recuperar nuestra cultura y sobre todo los valores y tenemos que hacerlo desde el principio, con nuestros niños, desde los hogares y la escuela.

En ese proceso la institucionalidad y nuestra dirigencia, como en el caso de las alcaldías o en escenarios como los concejos o asambleas debatir e impulsar a ese cambio fundamental para creer más en nosotros y en la realidad y no en ilusiones, como son las ‘pirámides’.

- Software por Activisual -