[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Recomendado

Encuesta

¿Cuál es su concepto del funcionamiento del VAR durante la Copa América?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Marzo 12, 2019 - 09:50

Por fortuna en nuestro país se garantiza el derecho a la libre expresión a través de la Constitución Política, recurso importante que forma parte de las libertades en una democracia formal. No obstante las opiniones que las personas emitimos deben ser responsables, con madurez y garantizando el buen nombre y honra de las personas.

Con el surgimiento de las redes sociales, todos podemos opinar de manera ágil e interactuar de manera simultánea con varios interlocutores, es un avance de los sistemas electrónicos que han venido a brindar confort a los usuarios. Lo inquietante es que estos sistemas se han prestado para que la gente que no tiene la suficiente capacidad de opinar de manera directa, haga uso de perfiles falsos para denigrar de la imagen pública que tiene cualquier ciudadano; siendo más notorio durante las campañas electorales.

Causa desazón ver a personas que se animan a dar opiniones en las redes sociales sin si quiera detenerse a leer y a pensar de que se trata. Eso es. Se atreven a opinar sin leer, y hacen el ridículo; pero hay otros que son aficionados a criticarlo todo, tienen un odio visceral a los gobernantes: de plano todo les desaprueban.

No tienen cinco de sensatez. Quiérase o no los gobernantes son necesarios, sin ellos no hay orden en una nación. Que no nos guste su gestión es otra cosa, pero hay que ser puntuales en lo que no compartimos y hacer uso de un lenguaje apropiado: respeto ante todo.

Ni se diga de la ortografía que utilizan: no son errores, son horrores ortográficos. Muchos confían en que el computador les corrija, pero no es así, el computador tiene su alcance pero no lo es todo y tampoco les va a redactar. Podrán vestir muy elegantes, podrán perfumarse, podrán tener lujos pero todo se va al suelo con una pésima ortografía y con un lenguaje soez.

A propósito Antonio Machado, poeta español, sobre este tipo de personajes diría: “Es propio de aquellos con mentes estrechas, embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza”.

 

Y no solo en las redes sociales, también están los que siempre llaman a la radio con el propósito de oponerse a cualquier iniciativa; se inventan argumentos traídos de los cabellos. Son tan ‘malaleche’, que con saberse que van a opinar producen acidez estomacal. Nunca lanzan un comentario positivo, edificante, y menos de ánimo; su subconsciente lo tienen programado para atacar, difamar y odiar. Son unos alacranes por tanto veneno, pero también porque se cazan entre sí.

Estas personas no viven felices si no es causándole daño a quien lo han tomado entre ojos; consideran que nadie puede ser superior a ellos. Son poseedores de la verdad absoluta, no admiten discusión, son muy poco humildes y les gusta que los elogien, sin devolver al menos un cumplido. Presumen de saber cualquier tema en discusión, y, por lo general, se hacen odiar con facilidad porque son espinosos.

 Se deben considerar a estos personajes como un factor negativo en la sociedad, pues, a muchas personas las pueden convencer de que lo que lo que dicen en es lo correcto, pero en verdad es más grande su poder disociador. Carecen de todo decoro para desmotivar y expresarse de manera negativa; solo ellos pueden hacer empresa, a los demás les darán razones para no hacerlo.

Se caracterizan por monopolizar la palabra. Lo curioso es que presumen saber de todos los temas que se les proponga; dicen ser amigos de muchos personajes, sobre todo de la política. En realidad llevan una vida más austera que la que aparentan.

Es importante identificar a los ‘malaleche’ porque pueden constituir un factor negativo en las organizaciones; buscan establecer dominio, y luego es difícil despojarlos del poder si han logrado ocupar cargos directivos.

Aníbal Arévalo Rosero.

fundacionecosofia@gmail.com

- Software por Activisual -