Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

13/11/2019 - 18:26
Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.

Encuesta

¿Participará en el Paro Nacional este 21 de Noviembre?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Abril 23, 2019 - 16:45

A propósito del suicidio en días pasados del ex presidente peruano Alan García, muchos políticos quizás reflexionaron e hicieron un alto en el camino, teniendo en cuenta que ese hecho los llevó a pensar hasta qué punto era digno vivir en medio de la farsa y la mentira, cuando de hecho se sabe que muchas carreras políticas no solo están salpicadas de episodios de corrupción, sino de actos inmorales que bien podrían tener su puesto con letras brillantes en la historia universal de la infamia.

Recordé entonces a ese gran literato y pensador que fue el argelino Albert Camus, quien a lo largo de su obra reflexionó de manera honda acerca de la dignidad y sus proyecciones, incluso que cada hombre debería evaluar su actuar y relevancia en la vida y concluir si era merecedor a seguir viviendo o como acto digno autoexcluirse de la vida.

En El mito de Sísifo aborda la temática del suicidio y su posición existencialista lo plantea como alternativa de salida al sufrimiento.

Sin embargo el suicidio puede darse en diferentes contextos y, por ejemplo, habría un gran abismo de distancia entre el suicidio de Salvador Allende y el de Alan García. Mientras Allende se suicida en un complejo acto mezcla de lo heroico e impotencia para no permitir su humillación por el régimen golpista de Pinochet, Allan García se suicida ante la sin salida inminente de enfrentarse ante la justicia por sus múltiples actos de corrupción. 

Entre los Samurái ante la evidencia de un acto inmoral en su vida podría darse el harakiri, precisamente porque la dignidad se erige como parámetro y seguir viviendo indignamente no vale la pena.

Y así hay muchos que optan por esa salida, porque evalúan su vida llena de trampas, de mentiras, de conspiraciones, de sobornos, de enriquecimiento ilícito, y concluyen que no es digno seguir viviendo cuando el mundo les enrostra su farsa andante.

Pero en Colombia, ante todo ese conglomerado de desvergonzados que son la mayoría de la clase política, henchidos de cinismo, con su mirada impávida y perversa, prefieren podrirse en medio de sus lixiviados venenosos, porque su entendimiento ni siquiera les da para suicidarse.

Por Daniel Olarte Mutiz.

- Software por Activisual -