Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

Vea También...









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Encuesta

Sobre la legislación del aborto en Colombia, ¿con cuál opción estaría de acuerdo?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Diciembre 23, 2019 - 11:49

Navidad es un momento para olvidar y mirar hacia delante, dejar ir los sinsabores y los rencores que tanto nos dañan, dejar ir los malos recuerdos y todo aquello que nos desgasta y atenaza. Si ponemos a nuestra vida mucho cariño, comprensión, escucha, humildad, tesón, perdón, agradecimiento, paciencia, sentiremos nuestras baterías cargadas con esa energía, que nos darán fuerzas para afrontar la vida con ánimos renovados.

En Navidad, cada uno de nosotros va a ser protagonista del milagro más extraordinario de toda la historia, acompañar a Jesús en el pesebre. Para ello se hace necesario vestirse con la túnica de la sencillez de los pastores y acercarse despacito al Niño Dios para dejarse inundar de su luz: Preparar esta Navidad como una fiesta donde reine la sencillez y la alegría, evitar el despilfarro, los regalos fastuosos, el exceso de bebida o de comida.

Vamos a proponernos algún gesto concreto para reconocer a Jesús en las personas que sufren, los más pobres, los desamparados, los “sin techo“, los desocupados, los presos, los enfermos, los abandonados, los que más nos cuesta amar. Si es posible, privarnos de algo para dedicar ese dinero para ayudar a otros, invitar a la mesa a alguien que este solo, mandar una tarjeta a alguien lejano, llamar por teléfono a algún amigo distanciado.

En esta Navidad se hace necesario guardar en cajas bien cerradas lo que me cambia en aquel que no soy: La envidia, los celos, la sed de venganza y todos los resentimientos que me corroen las entrañas. Selladas las cajas, las arrojaré todas a las profundidades del mar del olvido. Abriré mi corazón para que el milagro del nacimiento de Jesús se siga repitiendo entre los hombres y de esta manera resucitar al niño escondido en algún rincón apartado de mi memoria.

La Navidad brinda la oportunidad de hacer un alto en el camino y revivir los sabores y los aromas del hogar. Todas estas sensaciones te pueden transportar, si te dejas llevar, a un viaje maravilloso, hacia ti mismo. Desde allí, podemos disfrutar del camino, más o menos largo, que hemos recorrido hasta hoy, de los aciertos y de los errores, de los amigos y para algunos de los amores, de la alegría y de la tristeza, lo dulce y lo amargo… y disfrutar de esa caja llena de herramientas que hemos acumulado en el maravilloso camino que es la vida.

No quisiera terminar este artículo sin una breve reflexión, sencilla, pero muchas veces olvidada: El objetivo final de todos es ser felices. La felicidad, procede de Dios y de nuestro interior, depende de lo que somos y experimentamos, no de lo que tenemos; alguien dijo “si necesitas perseguir la felicidad es que la has puesto más allá de tu alcance”.

La felicidad está en las pequeñas cosas de la vida, en los detalles cotidianos, por lo que quizás lo más inteligente sería empezar por ahí en nuestra lista de objetivos, conseguir cada día esas pequeñas cosas que nos dan alegría, placer, amor, amistad y que alimentan lo más importante, lo que somos.

 

Por: Narciso Obando López, Pbro.

- Software por Activisual -