[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Encuesta

¿Cuál es su concepto del funcionamiento del VAR durante la Copa América?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Sábado, Junio 8, 2019 - 15:50

El año comenzó para nuestro Deportivo Pasto con mucha incertidumbre por lo que podría venir antes de que sonaran de nuevo los villancicos de diciembre: el descenso, de nuevo a la ‘B’.

Y no era para menos. Apareceríamos entre los tres primeros equipos candidatizados a descender en esta temporada, con el agravante de que el regreso a la A sería más difícil si se tiene en cuenta que en la segunda división nos encontraríamos con una decena de conjuntos que han sido por largos años inquilinos de la Liga.

Las cosas no pintaban bien. Como cosa rara y para seguir siendo fieles a la tradición, los directivos debían contratar un ‘camionado’ de jugadores para reemplazar casi el 100% de la nómina que en el 2018 nos había dado más vergüenzas que alegrías.

Es decir, seguimos sin saber de procesos futbolísticos, con todo lo que ello significa. Ojalá, con el profesor Alexis García, la dirigencia se motive a apostarle a un proyecto de largo plazo.

El panorama, por lo tanto, no era nada halagador. Se tendría que buscar un entrenador que coja esa papa caliente en que se ha convertido el Pasto, que si bien es un equipo ‘chico’, no es huérfano, sino que tiene dolientes porque hay una afición que exige, presiona y, también, cuando se enoja saca técnicos.

Los medios deportivos se daban gusto especulando con importantes nombres de entrenadores que habían dirigido grandes clubes del país y del exterior, con títulos en su palmarés. Se necesitaba tener una dosis de ingenuidad para creer que eso fuera posible. Y la tozuda realidad le da la razón a nuestra reflexión.

De Carlos Ischia, Jorge ‘Polilla’ Da Silva, Pelusso, Hernán Torres y Eduardo Lara, pasamos al ‘Pecoso’ Castro, el ‘Nano’ Prince, Harold Rivera, adiestrador saliente del Unión Magdalena y, cuando los periodistas daban por sentado que sería Jaime de la Pava, apareció Alexis García, sin un pasado exitoso reciente que lo respaldara.

Los magros resultados alcanzados por el ‘maestro’ al frente del Pasto en los primeros cinco o seis partidos nos hicieron pensar que, ciertamente, en este año iríamos “derechito a la B”, como lo diría el niño pastusito que lloró a todo pulmón ante las cámaras de la televisión nacional, asegurando que la Dimayor nos quería descender a como dé lugar.

En cada rueda de prensa el técnico siempre hablaba del proceso que había iniciado para construir un equipo y que eso requería tiempo. No era fácil, pero él era un convencido de lo que estaba haciendo. Muchos no le creímos y antes de enfrentar al Cali en Ipiales, en los espacios deportivos se daba por hecho su salida si el tricolor sufría otra derrota.

Pero ganó y siguió ganando al hilo, hasta completar una maravillosa seguidilla de siete victorias contra los grandes, que nos trasladaron como en un tren bala desde el último puesto de la clasificación, a pisarle los talones a los cuatro primeros de la tabla, con escasa diferencia en puntos.

La prensa deportiva nacional se ocupaba cada vez más de ese fenómeno, de esa revelación llamada Deportivo Pasto, que venía como un caballo de carreras pasando a todo rival que encontrara. Alexis tenía la razón y cuando nos decía que quería más (la final y, por qué no el título) volvimos a ponernos dudosos. Todavía no aprendíamos.

Como muchos se levantaron el sábado, dudando que los azules perderían con un América sin aspiraciones campeoniles. Pero el milagro de ‘San Alexis’ se dio, gracias a la categórica victoria pastusa sobre el Magdalena y la sorprendente y anecdótica derrota azul que clasificó al Pasto, ante el estupor nacional y, sobre todo, de la familia embajadora. Somos orgullosamente finalistas.

¡Bravo, profesor Alexis! Usted nos ha enseñado a creer en lo que hacemos, cuando íntimamente sabemos que estamos haciendo las cosas bien. A no olvidar que los errores y los fracasos de la vida son nuestros mejores maestros. Usted se reinventó con ellos y vino a ofrecernos todos sus nuevos aprendizajes para rescatar nuestro orgullo deportivo y reverdecer las emociones y el sueño de nuevamente ser campeones. ¿Por qué volver a dudar que somos capaces de ir a plantarle cara al Junior en su Metropolitano, si lo acabamos de hacer en este mismo torneo?

Seríamos injustos si no expresamos nuestra gratitud, cariño y admiración a un puñado de jóvenes, desechados por sus clubes, quienes vinieron a Pasto a demostrar que ellos tenían las capacidades futbolísticas y, sobre todo, ese amor propio que se necesita para alcanzar grandes y difíciles victorias.  

Solo querían que creyeran en ellos. Ahora queremos decirles, muchachos vayan por ese título que es de ustedes, de sus familias, de Alexis, de nosotros, de los directivos, con sus errores pero también con sus aciertos, de nuestra afición, de los nariñenses que ajenos al fútbol se han dejado contagiar por este desborde de emociones. Aún falta lo mejor.

- Software por Activisual -