Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Fotos: utb.edu.co
27/09/2019 - 09:24
La edición 40 se realizará en Nueva Delhi, India, y bajo el lema "Turismo y empleo: un futuro mejor para todos".
Foto: Referencial
15/09/2019 - 10:54
Cada 15 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Democracia. Hay 48 países donde la dictadura es la forma de Gobierno.









Recomendado

Encuesta

¿Cuál cree que es el mayor problema que afrontan los estudiantes universitarios en Colombia?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Julio 1, 2019 - 09:56

Otra vez los vándalos

Es lamentable el vandalismo en la ciudad de Pasto y se ve que se expande por todos los sectores como una peste. En la avenida Torobajo con carrera 44 partieron de raíz un arbolito de los que se plantaron en las jardineras desde el año pasado e hizo parte del restructuración de la vía y el espacio público entre el intercambiador y la Universidad de Nariño. Allí se ve la maldad y el desprecio contra lo nuestro, sin importar los recursos naturales.

Pero no es sólo la acción de los vándalos, también es la indiferencia de la misma gente del sector que si bien se comprometió a cuidar los árboles desde que se los plantó a lo largo de la avenida, los tiene completamente descuidados, secos, por falta de agua, desgarrados, torcidos porque les robaron los palos que les sirven de apoyo para su crecimiento o porque los cortan.

Es necesario que el secretario de Gestión Ambiental, Jairo Efrén Burbano Narváez, ponga a trabajar a sus funcionarios y contratistas que se la pasan vegetando en los escritorios y se apersonen del ornato que en todo Pasto está en completo descuido.

Peligros en las casas

A estas alturas del siglo XXI hay familias humildes que aún cocinan con estufas de gasolina que son supremamente peligrosas y las causantes de tantas tragedias y de haber dejado a muchas personas desfiguradas.

El fin de semana en la vía a Rumichaca del municipio de Ipiales se presentó un incendio en una vivienda al explotar el combustible con el que un ama de casa preparaba los alimentos. Lastimosamente la mujer sufrió quemaduras de segundo grado en el 50 por ciento de su cuerpo por lo que fue trasladada a un centro asistencial.

Por fortuna los bomberos con ocho voluntarios lograron controlar la conflagración e impidieron que se presentaran más hechos que lamentar. Sin embargo es importante tomar como ejemplo este caso para que no se utilicen en las residencias estas estufas, pues los que peligran más que los adultos son los niños.

Se pudo prevenir

Nos debe doler a todos que se pierdan las vidas de los muchachos cuando apenas comienzan a vivir y a buscar hacer realidad los sueños. El caso de la muerte del estudiante de 17 años del colegio Seminario en Ipiales, Roberth Montenegro, nos debe dejar una lección de lo que no puede suceder.

Recordemos que en la noche del pasado miércoles Roberth, quien supuestamente se había encontrado una pistola y su amigo y compañero de estudio estaban reunidos en la casa del segundo que manipula el arma sin pensar que tenía una bala en la recámara. Un tiro impactó en la frente del estudiante de grado noveno.

Este juego mortal se pudo haber prevenido. Primero haciéndoles entender a los niños y adolescentes del riesgo de manipular armas de cualquier tipo; segundo educándolos con los principios del respeto a la vida y la prudencia, y tercero no dejándoles el acceso de este tipo de elementos. Ahora es necesario saber quién le dio el arma a Roberth, porque una pistola no se encuentra tirada en la calle.

Sin compensación

En el supermercado Andino, ubicado en la paralela de la avenida Panamericana en el noroccidente de Pasto, trabajan todo el día y parte de la noche en medio de la inclemencia del tiempo dos hombres de edad que cuidan los vehículos en la parte exterior del establecimiento comercial. Ellos reciben unas monedas a la voluntad de la gente que deja estacionados los carros o motos. Muchos ni siquiera les dan y los maltratan, pese a que ellos y sus familias viven de ese aporte mísero.

La responsabilidad de los vehículos es de los usuarios, pero más del supermercado porque no les brinda a estos un parqueadero protegido y con todas las normas. Pese a estos los cuidadores no reciben ningún apoyo de los propietarios, que incluso debería reconocerles en algo el hecho de que les brindan seguridad a los clientes.

- Software por Activisual -