Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Viernes, Septiembre 13, 2019 - 18:33

Letrina pública

En una verdadera letrina convirtieron los expendedores de sustancias ilícitas y los ‘amigos de lo ajeno’, la parte trasera del templo del corregimiento de Jongovito, occidente de Pasto.

Devotos que San Pedro y San Pablo cuyas imágenes reposan en tan antiquísimo recinto de oración, se mostraron sorprendidos al ver la cantidad de moscas y zancudos que abundan en ese lugar.

Los indignados creyentes precisaron que esa exagerada cantidad de insectos se registra desde hace más de un mes, tiempo en el que un grupo de antisociales hace sus necesidades fisiológicas en ese lugar.

Por más acciones que han tomado para recuperar ese lugar y castigar a los infractores, aseguran que los desconocidos siguen haciendo de las suyas. Manifestaron que al inicio de esta semana cuando un devoto sorprendió a uno de ellos, precisan que al momento en que le hizo el reclamo para que respete la iglesia, aseguran que el hombre de tez blanca y contextura delgada, estuvo a punto de golpearlo.

Expresaron que la oportuna intervención de una vecina del lugar que salió con una escoba, evitó que los hechos pasaran a mayores.

Para evitar que ese lugar siga siendo blanco de los desconocidos, recomendaron a las autoridades eclesiásticas cerrar el contorno con ladrillo o malla.

Descarado estafador

Un hombre que en el suroriente de la ciudad de Pasto se hace pasar como invidente y al que por su aparente condición la mayoría de comerciantes le tiene consideración resultó más avispado de lo que se creía.

Dirigentes comunitarios del barrio Lorenzo explicaron que ‘el negro’, como es ampliamente conocido en ese lugar, aprovechando la confianza que la brindó una señora que en los alrededores de la cancha de fútbol vende arepas, le estaba echando mano a lo producido del día.

Destacaron que los hechos fueron evidenciados cuando la confiada madre de familia dejó el cuidado de su humilde negocio a ‘el negro’, mientras ella se dirigía a comprar unas envolturas para entregar su producto.

Señalaron que el supuesto ciego al verse descubierto con las manos en la masa por un vecino de la madre de familia, arrojó el dinero al piso, agarró su bastón y salió despavorido por una calle que colinda con el barrio Villa Docente.

Marihuanero atracador     

  Desesperados se encuentran los padres de familia y estudiantes del barrio La Minga de la ciudad de Pasto por los temibles hechos que día y noche protagoniza un temible habitante de calle que aparte de fumar marihuana se dedica a robar a los peatones que encuentra en su camino.

Líderes cívicos del suroriente de la capital nariñense manifestaron que el martes en la noche el hombre de apariencia campesina y de aproximadamente 50 años de edad que en su recorrido suele llevar al hombro una vieja maleta, aprovecha la oscuridad y la soledad de ciertos lugares para interceptar a sus víctimas.

Precisaron que una vez les cierra el paso, saca de su valija un gigantesco destornillador con el cual las intimida para que les entreguen el dinero, teléfonos celulares y billeteras entre otros objetos de valor.

Infernales trancones

Si bien es cierto en las horas pico no faltan las congestiones vehiculares, la falta de cultura ciudadana en algunos conductores de carros y motocicletas de la ciudad de Pasto hace que los trancones sean infernales.  

Ayer al mediodía el conductor de un bus de servicio público que iba por la calle 15 con carrera 26 de la capital nariñense, al darse cuenta que no podía continuar su camino aceleró la marcha y detuvo el vehículo en pleno cruce de esas vías.

La irresponsable actitud del chofer fue rechazada con justa razón por los conductores que transitaban por la carrera. Varios de ellos que quedaron embotellados en ese céntrico lugar argumentaron que si el conductor del bus hubiese sido más racional, no hubiera protagonizado semejante congestión.

Etiquetas: 
- Software por Activisual -