Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Foto: Ruven Afanador
10/12/2019 - 13:04
El 10 de diciembre de 1959 tras cuatro años de construcción, el presidente Alberto Lleras Camargo lo inauguró en Bogotá. [VIDEO]
09/12/2019 - 10:02
Esta fecha se escogió con el fin de crear conciencia y desde las Naciones Unidas trabajar para erradicar este gran problema.









Recomendado

recomendado

Imagen: Merck
08/12/2019 - 16:13
Colombia se une a los más de 60 países de todo el mundo que ya cuentan con este medicamento; incluyendo Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá,...
23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cómo evalúa el inicio del VAR en el Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Mayo 28, 2019 - 16:53

Lo necesitamos en momentos de crisis y de cambios, como los de hoy. Debería formar parte del lenguaje cotidiano de todos, porque todos lo pedimos como un vaso de agua. Una palabra bondadosa se convierte en energía renovadora y entusiasmo para reemprender el camino; nos recuerda que la vida es buena a pesar de los pesares.

Víctima y victimario necesitan encontrarse para que el dolor y el odio tengan su colofón; para que cese una guerra sin arañazos y sin balas; para que la vida fluya sin contemplaciones ni piedras en el camino, como fluye el río al encuentro con el mar a pesar de la sinuosa cordillera.

Es el que permite que el perro y el gato puedan comer del mismo plato. Es la palabra mágica cuando hemos dejado de dirigir la mirada a los ojos; es el regalo que siempre nos habíamos negado; es la fuerza liberadora que da alas a los sueños, que crea, que construye, que corre las nubes para que llegue el tibio sol. En cualquier idioma y en cualquier país produce el mismo efecto, pero en castellano decimos: perdón.

Es diametralmente opuesto al deseo de venganza, pero también es el camino más corto a la bondad. Permite construir puentes donde sólo hay abismos, permite el entendimiento entre partes disímiles, permite encontrar puntos comunes en las ideologías. Indudablemente, es un ejercicio para ceder un poco de aquello que tanto nos ha costado: nuestra libertad.

Es derramar una lágrima mientras se dice una oración; es aflojar el puño de la rabia contenida; es haber esperado pacientemente que el tiempo transcurra para tener la oportunidad de estrechar la mano del combatiente adversario y descubrir que los dos querían lo mismo pero luchando en bandos diferentes.

Porque la guerra debe llegar a su fin por elemental sensibilidad humana, por las ansias de progreso y el desarrollo científico. Debe cesar el tableteo de los fusiles para que los hospitales dejen de atender a los lisiados de los bandos, y se dediquen a atender los alumbramientos de nuevos hermanos que nacen en un país en paz.

Porque las diferencias no sean para eliminar a mi contendor, sino para generar riqueza en la diversidad. Sólo en el entendido de que respetamos las ideas y nos hacemos grandes en la medida que proyectamos palabras por nuestra causa, y no a la sombra de un fusil. Mambrú se fue a la guerra y de allá sólo regresó en caja de terciopelo y tapa de cristal.

Para que la gente se muera de vieja y luego de haber cumplido sus sueños, y no jóvenes que tenían el camino entero por transitar. Que haya muchos Mambrú que piensen en la paz, en el diálogo y el perdón, y como hombres forajidos enseñen canciones infantiles que convoquen a los más pequeños a solucionar las diferencias mediante acuerdos y pactos de fiel cumplimiento.

La nueva cultura será la lucha de ideas y la mayor diferencia será el método; la perseverancia en el logro de los propósitos será la mayor aliada. Que nos quede claro que no hay guerra menos cruenta, ni paz fácil de lograr; todo lo bueno siempre amerita un esfuerzo considerable, aprender a ceder y a entender que no hay rosas sin espinas.

Prestar más atención al fondo de las cosas y no ha charlatanes que se lucran de la guerra, bajarle la intensidad al fanatismo y apelar siempre al buen juicio. La humanidad necesita avanzar en el fiel cumplimiento de los derechos, en la necesidad de que hombres y mujeres seamos felices desde nuestra orilla, credo religioso, ideología política o filosófica, apariencia física, porque solo así construimos vertientes de paz.

Está en nuestras manos el momento más maravilloso que puede experimentar una nación que ha vivido la crueldad de la guerra. La paz es el don más preciado, permite que los hijos que se extraviaron hace muchos años vuelvan a casa como el hijo pródigo, y sus padres los acogen con amor. Y como en una caja de Pandora la última palabra que sale es perdón.

 

Por: Aníbal Arévalo Rosero

- Software por Activisual -