[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Encuesta

¿Cree que la aplicación de la "Doble instancia" en Colombia debe ser retroactiva?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Sábado, Febrero 16, 2019 - 16:00

Mentir es una parte del comportamiento humano en tanto se ha convertido en una cultura incluso respetada: se puede decir la verdad cuando conviene y no decirla si es perjudicial para quien la emite. Así, mucha gente cree que falsear los hechos es un acto de defensa legítimo y, aún más, es necesario cuando alguien se puede dar cuenta de los errores que se cometen.

Esta idea está dentro de los límites normales al permanecer como una forma de no aceptar las equivocaciones, pese a darse cuenta que no es correcto.

Sin embargo, existen personas que la llevan a un nivel extremo y es en ese momento que se convierte en una enfermedad que debe ser comprendida, tratada y curada. De allí que la mitomanía es un trastorno psicosocial caracterizado por incrustarse en el cerebro humano de tal modo que mentir se convierte en un comportamiento permanente.

El o la mitómana tienen determinadas características que son identificables: gran complejo de inferioridad, errónea percepción de sí mismo, delirios de grandeza que se asientan con propiedades materiales, uso del engaño como mecanismo para surgir, manipulación, entre otras. Destaca un discurso lleno de oportunidades relacionadas con la realidad, aunque no piense jamás en realizarlas.

Dicha conducta se refleja con bastante claridad en épocas electorales por parte de la clase política, pues al no haber cumplido lo que se comprometieron a hacer se ven forzados a ingeniarse nuevas formas sofisticadas de engaño o más simples al existir públicos que no poseen la capacidad crítica necesaria para entender la realidad. En esencia, es hacer daño puesto que se juega con las carencias o los sueños que posee la gente, especialmente aquellos con más carencia de recursos.

Así, para obtener votos se invierte dinero que luego se recupera del presupuesto municipal o nacional, haciendo creer que son propios, sacados de su propio bolsillo. De igual modo, los magos de la ilusión ofrecen dos pisos a casas que ni siquiera tienen uno bien construido, abonos en inmensa cantidad, ahora sí se preocupan por las vías y placas huellas en el campo, todo con el fin de ser elegidos y luego olvidar lo encomendado.

Por ello, en numerosos municipios la educación no llega o cuesta que se desarrolle ya que al ser empleada como mecanismo de superación intelectual cada estudiante adquiere conciencia más clara de la situación que padece él, su familia o comunidad, despertando su interés por controlar o conocer incluso los presupuestos de su municipio.

Es la hora, entonces, de desmitificar a los mentirosos compulsivos, exigirles que primero cumplan y luego, si han sido leales al pueblo, favorecerlos con un voto transparente. Que las dádivas, bultos de cemento u otros “regalos” sean considerados obligación moral y parte de la deuda social que poseen con nuestro pueblo y no como una ayuda desinteresada. Esa es la meta.

 

Por: Carlos Santa María

- Software por Activisual -