[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Encuesta

¿Cree que la aplicación de la "Doble instancia" en Colombia debe ser retroactiva?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Domingo, Junio 16, 2019 - 17:27

Colombia se mantiene como el país con más asesinatos de defensores de DDHH y líderes sociales. Pruebe de ello lastimosamente la da el asesinato de Libardo Montenegro, periodista radial en Samaniego.

En efecto. La noche del martes 11 de junio fue asesinado Libardo Montenegro, periodista de Samaniego Estéreo, en el departamento de Nariño. La Flip rechaza este crimen y exige a la Fiscalía que investigue los hechos.

Rosa Guevara, gerente de la emisora Samaniego Estéreo, se refirió al caso en medios locales diciendo: "Libardo era locutor, en la mañana tenía su noticiero, sus musicales radiales, a la hora de la verdad le gustaba bastante la locución".

Seguimos en lo mismo. Lo que pasa fuera de Bogotá no importa. En las mismas calles en donde fue acribillado Libardo Montenegro fue asesinada el pasado 20 de mayo Paola Rosero, personera municipal. El homicidio es la principal causa de muerte en Samaniego. Colombia es una escalofriante democracia en la que los periodistas de provincia son silenciados por la vía del homicidio. No los censuran. Los matan. Los matan por el mero hecho de proteger los intereses de la comunidad.

El periodismo que se hace en pueblos como Samaniego es de otra naturaleza. Allí el periodista establece un interface con la comunidad. El micrófono es el vehículo principal. El periodismo entendido como un oficio al servicio de la gente. El periodista está cerca a su comunidad. Lejos del poder. Esto lo vuelve peligroso. Peligroso para los que llevan los hilos del poder. Por esta razón los matan. Por eso mataron a Libardo Montenegro en Samaniego. La muerte del periodista. La muerte del periodismo.

En los últimos meses, la violencia y el número de asesinatos en Samaniego se ha acrecentado. El 20 de mayo, la personera Paula Rosero fue asesinada por dos sicarios que se acercaron a su vehículo y le dispararon en repetidas ocasiones. El crimen ocurrió en un sector del casco urbano del municipio conocido como ‘Romboide’, a un kilómetro del barrio San Juan, donde ella residía.

Las autoridades explicaron que dos personas en una motocicleta la abordaron cuando ella salió de un evento infantil y le dispararon varias veces. La funcionaria recibió ayuda en el lugar y fue trasladada al hospital Lorencita Villegas, pero llegó sin signos vitales. Hasta el momento la Fiscalía no se ha pronunciado sobre el caso de Libardo Montenegro. El procurador general, Fernando Carrillo, rechazó el crimen.

Precisamente por esto se debe tener en cuenta varias situaciones.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Cidh, y la ONU Derechos Humanos advirtieron hace unos días con preocupación que Colombia se mantiene como uno de los países con más asesinatos de personas defensoras de derechos humanos y líderes sociales registrados en el continente. El contraste lo marca el contexto de impunidad e indiferencia por parte del gobierno de Iván Duque, pues continúan los asesinatos de líderes sociales en Colombia. Se contabilizan más de 54 homicidios en este año y más de 161 desde la toma de posesión del actual presidente, el pasado mes de agosto.

Las organizaciones de defensa de derechos humanos alertan sobre la necesidad de encontrar a los culpables, pero sobre todo de desmantelar la violencia sistémica contra todo tipo de liderazgo que se presenta como una clara estrategia para acabar con las voces de la oposición. 

Al respecto es interesante recordar que el representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia, Alberto Brunori, instaba hace unos días al presidente de Colombia, Iván Duque, a responder con urgencia ante el incremento de asesinatos de líderes sociales.

El politólogo italiano se refirió al tema luego de la escalada de crímenes contra defensores de los derechos humanos y reclamantes de tierra en regiones como el departamento del Cauca, suroeste colombiano, citando que entre el 1 de enero y el 30 de abril, la ONU Derechos Humanos recibió 51 quejas sobre asesinatos de defensores y defensoras de derechos humanos en el país, de los cuales al menos 21 han sido verificados por ONU Derechos Humanos como asesinatos de defensoras y defensores de derechos humanos (3 mujeres y 18 hombres).

Asimismo, destacaron que el enfoque de derechos humanos siempre allana el camino hacia el fortalecimiento de las democracias y el Estado de Derecho.

Según la Defensoría del Pueblo, desde la firma del Acuerdo de Paz hace dos años, han sido asesinados 358 colombianos por su posición política o estar vinculados a tareas de reivindicación social. Organizaciones de derechos humanos estiman que esa cifra es incluso superior y rebasa las 400 víctimas, cerca de un centenar de ellas excombatientes de las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo.

 

Guillermo Alfredo Narváez Ramírez

- Software por Activisual -