[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

Encuesta

¿Cuál cree que es la mayor causa de los accidentes con motociclistas como víctimas?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Marzo 4, 2019 - 16:07

Todo país, ciudad o municipio, pretende ser el más exitoso, contar con una economía sostenible, excelente nivel educativo, amplia cobertura en salud, baja tasa de desempleo, entre otros, y todo con el propósito de brindar a sus habitantes, una mejor opción de vida. Viene entonces el interrogante: ¿dónde radica la diferencia entre los que alcanzan el objetivo y quienes no lo logran?

Se habla que puede ser la antigüedad de los mismos, pero resulta que por ejemplo, India y Egipto que tienen miles de años, son pobres y poco exitosos, en cambio que Australia y Nueva Zelanda, hace 150 años eran casi desconocidos y hoy son países desarrollados y ricos.

Tampoco la diferencia radica en los recursos naturales, pues en el caso de Japón que tiene un territorio muy pequeño del cual el 80% es montañoso y no apto para la agricultura y ganadería, no obstante es una potencia económica mundial, conocido como la fábrica flotante que recibe materiales de todas partes y los exporta transformados, logrando así su riqueza.

 La inteligencia de las personas por sí sola, tampoco lo es. Resulta entonces según los estudios adelantados, que la diferencia radica en la actitud de sus habitantes. Al estudiar la conducta de las personas que los habitan, los territorios exitosos y ricos, cuentan con ciudadanos que por lo general observan las siguientes reglas: la moral como principio básico, la honradez, la responsabilidad, el respeto a la ley, el respeto por el derecho de los demás, el deseo de superación, el amor al trabajo, su afán por el ahorro, la limpieza y el orden.

Es decir, que un país, ciudad o municipio se cambia, con la buena actitud de sus habitantes.

Y dentro de esa actitud, es fundamental para sus líderes: tener empatía, para saber llegar a toda clase de personas y lograr su aceptación; pensamiento crítico, para saber escuchar a todas las partes, sacar conclusiones y lograr soluciones, así éstas hayan sido propuestas por otras personas o grupo diferente al que se pertenece; pensamiento con perspectiva ética, porque no se puede pregonar honestidad y responsabilidad, sin que esto se refleje en sus actos.

 El cambio lo debemos propiciar nosotros mismos y en la búsqueda de un futuro exitoso y de beneficio para todos y todas, se debe hablar con la verdad, sin utilizar sofismas de distracción, que solo disfrazan las verdaderas intenciones e impiden ver la realidad de las cosas.

 

Por: Elsy Melo.

- Software por Activisual -