Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Viernes, Febrero 22, 2019 - 12:29

Los trabajadores informales conforman un sector social que escapa a los paradigmas en que encajonamos a los empresarios y sus trabajadores, a los llamados terratenientes, los industriales y comerciantes.

Son radicalmente distintos. Y como aún no los podemos definir, menos vamos a poder acabar con un fenómeno social y económico, que crece en la medida en que una población, ciudad, región o país cada día es más incapaz de resolver el problema.

Peor aún si por razones políticas, desde el poder central o los entes territoriales o locales, los jefes de gobierno se hacen los de la vista gorda y se desentienden del problema, permitiendo que el fenómeno crezca y crezca hasta exasperar a transeúntes, comerciantes formales y conductores.

A la definición de la informalidad laboral no hay que darle vueltas. Son informales todas las actividades con fines lícitos que se hacen a través de medios ilícitos.

Es decir, una madre que habiendo quedado sola al frente del hogar, decide poner en la esquina más cercana de su casa una venta de empanadas, para obtener el sustento diario de ella y de sus hijos está infringiendo las normas que prohíben no la informalidad económica, sino la utilización indebida del espacio público, mal llamada invasión.

¿La mujer está cometiendo un delito y por lo tanto debe recibir un castigo severo, a pesar de que lleve meses y hasta años ocupando el mismo sitio, sin que ninguna autoridad la haya requerido para que presente su permiso?

No. La informalidad es un fenómeno social con dimensiones muy grandes en todas las naciones subdesarrolladas, que responde a unos factores que explican su existencia y crecimiento.

También hay informales en las más encopetadas ciudades del mundo, porque si bien en ellas hay mucha ostentación de riqueza, también poseen barrios subnormales que dan cuenta que no todo es color de rosa y que detrás de los lujosos sectores, los edificios imponentes y las autopistas, hay una población que vive en condiciones subnormales.

Y si esas capitales afrontan un importante grado de informalidad, no podemos pretender que Pasto sea una excepción. Por el contrario, nuestra informalidad crece cada año y los esfuerzos que se han hecho o han sido equivocados, o han tenido un efecto que dura unos días, mientras los informales esperan que se relajen las medidas de control.

Para quienes piden mano dura, que la Policía salga de un momento a arrasar cuanto tendido o carreta encuentren mal ubicados y sin permiso, les decimos que el remedio, seguramente será peor que la enfermedad.

Es duro decirlo, pero la informalidad va a existir siempre, en mayor o menor medida, dependiendo de las condiciones socioeconómicas de una ciudad, región o país. Resulta tan cierta esta sentencia, como la que afirma que pobres y ricos seguirán coexistiendo y cohabitando hasta el fin de los tiempos, pues la igualdad social es imposible entre los seres humanos.

Entonces, racionalmente a lo máximo que podemos aspirar es a reducirla y a organizarla. No a arrasarla.

Ello implica, que el municipio, primer responsable de aportar soluciones al problema, debió haber implementado tres años atrás, un proceso que conlleve o a la formalización de esos negocios o a la reconversión económica de sus actores, mediante estrategias de capacitación para el empleo y las actividades económicas productivas y comerciales.

Pero para ser coherentes en nuestro planteamiento, no podemos afirmar que tanto la reconversión de la actividad formal en un ejercicio formal y la capacitación para la adquisición de nuevas habilidades para el empleo, representan la garantía que después de eso desaparecerá la informalidad a la que recurren casi siempre los más necesitados y quienes no encuentran un empleo pero deben subsistir de alguna forma.

- Software por Activisual -