Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Fotos: utb.edu.co
27/09/2019 - 09:24
La edición 40 se realizará en Nueva Delhi, India, y bajo el lema "Turismo y empleo: un futuro mejor para todos".
Foto: Referencial
15/09/2019 - 10:54
Cada 15 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Democracia. Hay 48 países donde la dictadura es la forma de Gobierno.









Recomendado

Encuesta

¿Cuál cree que es el mayor problema que afrontan los estudiantes universitarios en Colombia?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Febrero 26, 2019 - 11:38

Los prestamistas gota a gota, son muy similares donde quiera que éstos actúen. En Nariño o en el Atlántico, en Punta Arena o Leticia, en todas las ciudades y pueblos de Colombia y también los del exterior. Pues el negocio es tan lucrativo, que los agiotistas hace rato comenzaron a abrir sucursales. En Argentina, en Chile, en Ecuador, Perú y otros del continente.

La mayoría están organizados en bandas, en asociaciones para delinquir. Para hacerse ricos, bastante ricos en cuestión de pocos años. Lo único que necesitaron fue un pequeño capital, diez o veinte millones, que primero los trabajaron por cuenta propia y como el negocio crecía buscaron socios y como les iba mejor, también cada vez tenían más problemas para recaudar lo que facturaban.

Entonces necesitaron armar una especie de ejército privado o, para decirlo mejor, un grupo entrenado para cobrar. A las buenas o a las malas. Empezaron con el acoso sicológico a sus clientes, en buena parte personas de escasos recursos, dedicadas a los negocios de poca monta, al frente de los cuales era fácil que estuvieran siempre necesitados de dinero, rápido y fácil.

Se llaman Pedro o Juan, María o Rosita, el nombre no importa. Lo que sí interesa es que cada uno tiene su historia, ha vivido su propio drama y tienen como lugar común es que todos fueron y siguen siendo víctimas de los agiotistas, que no quieren soltar sus presas. Son las que les dan su dinero mal habido, representan la materia prima de su turbio negocio

Era mejor que en los bancos, donde no podían ir casi todos, porque estaban reportados a Datacrédito. Y los que no, les decían que no cumplían con tener una capacidad de pago confiable. En cambio, el gota a gota era siempre tentador. No era tan malo, pensaban. Les ayudaba a salir de los aprietos de cada momento. Y en afugias económicas estaban casi siempre. Así que necesitaban a los gota a gota. Sabían que les iban a chupar la sangre, pero no tenían de otra.

No había bancos que les prestaran. Datacrédito les había hecho la propaganda de ser malas pagas. Y ellos no lo eran, pagaban sus obligaciones, siempre y cuando no les faltara el ingreso.

Y cuando los tuvieron, no los pudieron utilizar. Los agiotistas se ocuparon de hacerles a los bancos y cooperativas que tuvieron una oficina en El Potrerillo o en inmediaciones del mercado principal de la capital nariñense, no los pudieron utilizar. Los agiotistas se encargaron de hacerles mala propaganda.

“Si ustedes sacan un crédito en una de esas entidades, les pedirán el número de cédula y dirección, número de celular o fijo y saben para qué, para reportarlos a la Alcaldía por informales y a la Dian por no pagar impuestos”, les decían.

Y cuando las palabras no eran suficientes, los amenazaban con golpearlos. No importa si se trataba de mujeres. Y les advertían que el día que se vayan los banqueros, no les prestarían ni un centavo cuando lo necesitaran.

Y los necesitados cedieron, y cooperativas y bancos que creyeron tener un mercado seguro se chocaron con la realidad.

Pero un banco de la ciudad, que no se cuenta entre los más antiguos, parece haber dado en el clavo al idear un sistema de gota ahorro que les permite a los pequeños comerciantes y padres de familia de escasos recursos, víctimas también del ilegal negocio, pagar al mismo porcentaje que les pagaban a los agiotistas por sus préstamos.

La diferencia mayúscula es que ello les posibilitaba acceder a un préstamo bajo vigilancia de la ley, a un porcentaje racional, de acuerdo a la cotización del momento y convertir en ahorro lo que con los cuentagotas representaba el usurero porcentaje de interés, que casi siempre superaba el 10 y el 15% mensual.

Se debe enfrentarlos en alianza con los bancos y cooperativas que pueden, como el ejemplo puesto, idear sus propias líneas de crédito pensadas en esa población crediticiamente vulnerable.

- Software por Activisual -