[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

15/08/2019 - 09:37
Durante el festival se vivieron intensas noches de sexo y drogas. ¡FOTOS + VIDEO!
27/07/2019 - 09:18
El consumo de alcohol, el tabaquismo y la infección del VPH aumenta los riesgos de esta enfermedad. [VIDEO]









Recomendado

Encuesta

¿Tiene claro cuál será su voto en las elecciones regionales del 27 de octubre?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Agosto 14, 2019 - 17:24

Las mujeres parimos a todos los ciudadanos del mundo, pero las madres debemos preguntarnos: ¿Qué clase de hijos estamos formando para nuestras naciones?

¿Por qué hay naciones más educadas que otras? ¿Por qué nuestro país, por qué América Latina se ha convertido en un continente de sangre? ¿Qué nos ha pasado a las madres que no estamos educando bien hoy en día?

¿Hoy, cuántas mujeres de América están contribuyendo con su trabajo con el narcotráfico, con aquellos que derraman sangre por donde quiera que vayan?

¿En qué momento perdimos la brújula? ¿Cuándo dejamos de entender que una nación se forja a través de valores, del amor, el respeto, la dignidad, la colaboración y la entrega?

Pareciera que las madres de hoy estamos perdidas por enfocarnos tanto en lo de afuera, que hemos olvidado de lo hacia adentro. Estamos más enfocadas en comprarles a nuestros hijos la ropa de marca y estar nosotras vestidas y adornadas al último grito de la moda, en lugar de estar forjando valores para que más tarde ellos sean el reflejo de nosotras a la hora de vivir, de actuar y de ser.

Los hijos de muchas madres son narcotraficantes, delincuentes, prostitutas, etc. No me digan que no pueden enderezarlos. En más de siete años trabajando con ex drogadictos, ex narcos, ex asesinos, ex prostitutas y ex de muchas cosas, me he llenado de lecciones, algunas de las cuales quiero compartirles, para que si es el caso, las apliquen.

Orden: Las madres no estamos dando orden en nuestros hogares. Damos permisos a diestra y siniestra y no ejercemos controles sobre ellos. Sin orde[1]n es imposible tener hijos fuertes.

Responsabilidad: No seamos alcahuetas. Quien exige derechos, también tiene deberes, en el hogar y en la sociedad. No los sobreprotejan. Déjenlos crecer, que aprendan a defenderse, a tener carácter.

¿Ya se han preguntado en qué medida han contribuido para que en sus naciones haya un alto grado de delincuencia? ¿En qué momento permitimos que nuestros esposos traigan al hogar un dinero que sabíamos era sucio y que de ese mal ejemplo iban a aprender nuestros hijos?

Para ser madres forjadoras de una nación, enseñémosles a ellos primero a amar y respetar a Dios. Un joven sin una fuerte espiritualidad, cualquier ideología lo impresionará y atraerá.

Enséñale el respeto, la amabilidad, la consideración, pero con ejemplos de vida concretos. No con sermones. ¡Con hechos!

Establece límites claros. Los jóvenes de hoy confunden fácilmente el bien con el mal. Creen que todo lo pueden hacer, sin que haya consecuencias para ellos. Eso es mentira.

Enséñales a soñar con una meta, un proyecto de vida. Cuando aniquilamos los sueños de nuestros hijos, estamos aniquilando la futura grandeza de nuestra nación.

Tenemos que enseñarles que los dones que tienen, son para generar riqueza para ellos mismos y para los demás.

Cuando nosotras nos consagremos a amar, a escuchar, a dirigir y poner el ejemplo, habremos contribuido a hacer de la nuestra una gran nación. Y, por último, pregúntate si estás contribuyendo a formar personas útiles o parásitos para la sociedad.

 

(Editado de Simplemente Adriana.)

Por: Jaime Calvache

- Software por Activisual -