Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Fotos: utb.edu.co
27/09/2019 - 09:24
La edición 40 se realizará en Nueva Delhi, India, y bajo el lema "Turismo y empleo: un futuro mejor para todos".
Foto: Referencial
15/09/2019 - 10:54
Cada 15 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Democracia. Hay 48 países donde la dictadura es la forma de Gobierno.









Recomendado

Encuesta

¿Cuál cree que es el mayor problema que afrontan los estudiantes universitarios en Colombia?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Sábado, Noviembre 24, 2018 - 15:40

La honda preocupación en distintos sectores sociales del país de que no hay poder humano, legal y de Estado que pare la muerte de los líderes, es asumida por el representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia, Alberto Brunori, quien calificó la situación de extrema gravedad, luego de referirse al Plan de Acción Oportuna (PAO) impulsado por el Gobierno.

No se explica cómo después de casi 2 años del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la extinta guerrilla de las Farc, siga de manera imparable el asesinato de líderes y lideresas sociales. Por eso puntualiza que “se debate sobre los números, se anuncian posibles soluciones y, finalmente, las medidas hasta hoy no han dado resultado. Más bien lo contrario”.

Argumenta que “el debate de las cifras no debe retrasar un debate mucho más serio sobre las causas estructurales y cómo abordarlo de manera integral. Si no lo hacemos seguiremos contando los muertos. Yo no quiero participar en ello”. Y es cierto nos quedamos en la retórica y en las garantías, mientras los dirigentes son abaleados en las mismas ‘barbas’ de las autoridades.

Recordemos que entre 2017 y 2018 el vicepresidente del anterior gobierno, Oscar Naranjo, visitó al menos 20 veces Tumaco e incluso despachó desde esa zona de la costa de Nariño. Uno de los temas fue el de hablar sobre la seguridad para los líderes que comenzaron a matar en serie. Se trazaron planes especiales, con todas las arandelas, pero la realidad homicida se le untaba en la cara del Gobierno. Es decir, su política de protección fue un fracaso.

Hoy vamos por el mismo camino de la omisión y la indiferencia del Gobierno, porque ni siquiera ha establecido un compromiso y hemos dejado para vergüenza mundial que los violentos se sientan dioses y aniquilen a nuestros líderes, como si esos actos execrables fueran normales en la sociedad colombiana y como si a nadie le dolieran.

Es impresionante cómo se eliminan a las personas por defender los derechos humanos, por pensar diferente o simplemente expresar sus sentimientos. Mientras en el 2016 mataron 117 líderes, en el 217 fueron 170 y hasta octubre de 2018 la cifra subió a 174, pero para quedar perplejos entre esa fecha y este noviembre ya van 226.

Esto es peor que las películas del Viejo Oeste, en donde se regían por la ley del monte, porque a las autoridades no les importa y se lanzan culpas unas a otras. Lo peor es que la mayor parte de estos crímenes quedan en la impunidad y aún más complicado es que no se sabe de dónde se ordenan o quienes en definitiva son los que ejecutan.

En Nariño las cifras no son precisas, sin embargo la Defensoría del Pueblo señalaba que desde el año pasado hasta mediados de este la cifra superaba los 30 y una de las zonas en donde más se han perpetrado estas muertes selectivas es Tumaco.

Colombia hace parte del engranaje de la Justicia internacional, y el Estado no puede permitir que frente a sus ojos se presente este magnicidio contra los líderes sociales, y se diga ante el mundo que somos un país respetuoso de los derechos humanos.

En primer lugar los organismos de seguridad deben identificar de dónde vienen esas balas asesinas y capturar a los responsables. Como segunda medida se debe trazar una política de protección unipersonal o colectiva que sí sea efectiva, no en el papel, sino en la realidad.

- Software por Activisual -