Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.
26/10/2019 - 18:53

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Sábado, Agosto 17, 2019 - 16:33

El mes de agosto, siempre me remonta a mi niñez, cuando en los mangones y lomas de Cali, salíamos con mis hermanos a elevar cometas.

Por eso me alegre, hace ya un jurgo de años, cuando recién fundado el DIARIO DEL SUR, me mandaron a hacer el cubrimiento de un concurso de cometas. Allí conocí al periodista y locutor, Jaime Renjifo Dávila en el trance de transmitir para su emisora la elevada de las cometas, lo que hacía con maestría como sí se tratara de la final del Campeonato Mundial de Fútbol y fue el principio de una amistad que ya superó los 35 años.

Pero hoy debo decir con tristeza que las cometas que tanto alegraron mi niñez están a punto de ir a parar a un museo como las máquinas de escribir, puesto que la generación de niñas y niños del siglo XXI, no se despega de los teléfonos celulares y de los juegos de video.

Lo cierto es que ya está bien avanzado el mes de agosto y aún no he visto la primera cometa surcando los cielos pastusos y lo mismo me dicen, está pasando en Cali.

La triste realidad es que la tecnología ha acabado no solo con las cometas, sino con otras cosas, como las conversaciones. Hace algunas semanas tuve que viajar A Cali y en el bus de servicio interdepartamental y al iniciar el viaje todos los pasajeros clavaron sus ojos en los celulares y así se quedaron durante las largas horas de recorrido. Lo grave es que lo mismo ocurre en los hogares, donde padres e hijos parecen zombis, alelados ante los teléfonos. Lo cierto es que esa tecnología que nunca imaginamos iba a llegar, cuando éramos niños y elevábamos las cometas que como dinosaurios van a desaparecer, nos tiene fregados.

 

Por: Jorge Hernando Carvajal P

- Software por Activisual -