[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

15/08/2019 - 09:37
Durante el festival se vivieron intensas noches de sexo y drogas. ¡FOTOS + VIDEO!
27/07/2019 - 09:18
El consumo de alcohol, el tabaquismo y la infección del VPH aumenta los riesgos de esta enfermedad. [VIDEO]









Recomendado

Encuesta

¿Tiene claro cuál será su voto en las elecciones regionales del 27 de octubre?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Viernes, Noviembre 23, 2018 - 17:43

Según los diccionarios, los impuestos son “tributos que cada persona, familia o empresa deben pagar al Estado para costear las necesidades colectivas, contribuyendo así con una parte de sus ingresos.

Los impuestos son las contribuciones más importantes, a través de los cuales se obtiene la mayoría de los ingresos públicos. Con ellos, el Estado obtiene los recursos suficientes para llevar a cabo sus actuaciones, como, por ejemplo, la administración, infraestructuras o prestación de servicios”.

Ahí dice muy claro: para costear las necesidades colectivas, o sea de todos los habitantes de una nación.

¿Pero por qué en Colombia esos impuestos sólo benefician a unos pocos y no a todos como debe ser?

La respuesta es simple: por la corrupción. Muchos de esos dineros que con ‘sudor y lágrimas’ pagan los colombianos van a parar a los bolsillos de personajes oscuros que no les importa el bienestar de la población.

Son miles de millones que recibe el gobierno mensualmente del trabajador, los cuales alcanzarían para mejorar el sistema de salud, la educación, la alimentación, las vías, entre muchos más, pero nada de esto ocurre.

Lo peor de todo es que los que se ‘embolsillan’ esos dineros, son protegidos por las grandes élites, la justicia y por eso nunca caen, siguen ahí como si nada hubiera pasado, quitándoles la oportunidad de salir adelante a los más pobres.

Precisamente eso es lo que ellos desean, que el pobre nunca deja ser pobre porque si estos llegan a tener una vida mejor, se quedarían sin quién los elija en las urnas cada cuatro años.

Les conviene que el pueblo no reciba una buena educación, porque los necesitan así, brutos, sin conocimientos para poder seguir gobernando por siempre a sus anchas, repartiéndose esa gran torta que se llama Colombia, dejando las migajas para sus feroces y fieles votantes, quienes los defienden a capa y espada y hasta se pelean con los familiares o amigos que estén en contra de su ‘amo’.

Dicen por ahí que ‘cada quien cosecha lo que siembra’. Por eso algunos siguen en la pobreza porque no han aprendido a sembrar, sino a esperar lo que sus ‘amos’ les regalen.

 

Jaime Goyes Andrade

goyesandrade@gmail.com

- Software por Activisual -