Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

19/11/2019 - 10:00
En la imagen puede verse una acuarela que representa el edificio del museo y varias de las obras simuladas. !Ojo video!
Foto: Referencial
24/10/2019 - 11:09
Hoy la organización celebra el aniversario de la Carta de las Naciones Unidas.









Recomendado

recomendado

13/11/2019 - 18:26
Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.

Encuesta

¿Participará en el Paro Nacional este 21 de Noviembre?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Jueves, Enero 31, 2019 - 16:48

Existe una fuerte relación entre el hambre y la desnutrición humanas en el planeta y la alimentación excesivamente carnívora de las poblaciones más ricas. El desequilibrio se presenta no tanto por la escasez de recursos, sino  más por la necesidad de satisfacer unas costumbres alimentarias excesivas de los sectores opulentos. La dieta carnívora preponderante, representada ante todo en proteína de origen vacuno, acentúa la desigualdad en la seguridad alimentaria mínima del planeta.   

Unas mil millones de personas en el mundo no tienen una dieta suficiente. La gran mayoría de ellas se acuestan con hambre engrosando los círculos de la miseria, la desnutrición y la improductividad. Deteriorando así la calidad de vida y reduciendo la posibilidad de alcanzar un básico grado de felicidad, realización o mínimos niveles de satisfacción humana.

Una de las principales causas está entonces en la dieta carnívora de millones de privilegiados en el mundo, particularmente basada en carnes rojas o provenientes de vacunos, sacrificando anualmente miles de millones. Para alimentar a este sector es necesaria una ganadería intensiva, que por una parte exige generosas áreas verdes con grandes pastos y millones de toneladas de cereales para ser engordadas y producir carne.

En los EEUU por ejemplo, el maíz es el cultivo más importante, pero sólo el 8.5% se usa en alimentos y bebidas. La mayoría del maíz cultivado en los Estados Unidos se usa para llenar los estómagos de los animales criados para el consumo humano, particularmente para hacer las populares y simbólicas hamburguesas.

Las proteínas que consumen los animales son nutrientes que podríamos obtener directamente. Cerca del 50 por ciento de los cereales del mundo son utilizados para alimentar ganado. Para obtener un kilogramo de proteína de origen animal se requieren entre tres y veinte kilos de proteína vegetal. Ecuación que explica que si tenemos al frente un suculento “bistec”, en su proceso se han invertido al menos 10 kilogramos de proteínas aptos para el consumo humano.

Allí está buena parte de la causa del hambre en el mundo, inducida por los países más poderosos. En EEUU el ganado consume el 70 por ciento del grano producido, en la UE cerca del 60 por ciento. Esto es socialmente insostenible. El “Consejo para la Alimentación Mundial” de NNUU calculó que dedicar entre el 10 y el 15 por ciento del grano que actualmente se destina para alimentar ganado, bastaría para satisfacer las necesidades calóricas de esa quinta parte, erradicando el hambre del mundo.

La dieta 'compasiva'

Una dieta compasiva no sólo ayudaría a los miles de millones de animales que mueren cada año para convertirse en alimento para los humanos. Esta dieta también es una solución que tiene el potencial de alimentar a millones de personas. Estos enormes campos en lugar de ser usados para producir maíz para alimentar a los animales criados en granjas industriales, los más 90 millones de hectáreas de tierra utilizados actualmente con este propósito podrían dedicarse al cultivo de hortalizas, frutas y leguminosas por ejemplo. O ese mismo cereal en vez de alimentar vacunos, se produciría para mitigar el hambre de millones de personas.

Cambiar las costumbres alimentarias

Una de las mejores acciones educativas, formadoras y transformadoras de una comunidad es cambiar mejorando los hábitos de alimentación, mudando a dietas bajas o mejor nulas en carnes rojas. La demanda bajaría sustancialmente reduciendo la cría de ganado vacuno y ofreciendo millones de áreas agrícolas con mayor disponibilidad de cereal para el consumo humano. Es decir los consumidores podemos ayudar a combatir el hambre en el mundo y, al tiempo, retirar nuestro apoyo a las industrias que tratan a los animales como series del negocio de comida. ¿Cómo? Cambiando a una dieta sin carne ni otros producto derivados de animales. O al menos reduciendo de manera sustancial su consumo.

 

 

Por: Fabio Arévalo Rosero MD

- Software por Activisual -