Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Marzo 5, 2019 - 16:17

Muchas personas de las que ahora vivimos en la ciudad hemos tenido la dicha de crecer en un pueblo. Vivir así tiene la ventaja de acercarse a la gente, contar con personas con quienes creciste y que así no lleven la misma sangre tienes el honor de llamar amigos para toda la vida.

Podría hacer un versus de la infancia en una ciudad y en un pueblo, pero no digo que crecer en un núcleo urbano este mal, sino que entre tanta gente se suele ser desconocidos y las relaciones no son tan cercanas como sí lo son en una comunidad pequeña.

En un pueblo se llama a cada persona por su nombre o apodo, no importa si vive al lado o a kilómetros de tu casa, no se utiliza la expresión vecino como pasa en Pasto, donde es común llamarle a todo el mundo así, pero no solo por costumbre sino que muchas veces detrás de esta palabra se esconde el poco interés que tenemos por conocer a otros.

Linares es un hermoso municipio de Nariño, que como todos en nuestro país ha tenido momentos entre sombras por culpa de la violencia, pero que en medio de eso ha sido resiliente y no ha dejado perder su esencia., un pueblo rico en sabor y color.

En nuestras montañas se divisan grandes siembras de café, que es el mismo con el que en cada hogar iniciamos el día, encontramos la caña de azúcar que reúne a muchas personas para su producción, desde la siembra hasta el momento que se procesa en un trapiche, ese lugar que encanta al ver las pailas llenas de dulce hirviendo del que nace un olor único, para después pasar a los moldes y convertirse en panelas que llegan a muchos hogares de la región y el país.

Otra parte importante es la paja toquilla que está presente en el municipio hace décadas, también tiene un proceso que puede parecer tedioso, pero para quienes han realizado esta tarea se ha vuelto una tradición, incluso familiar.

Hablo por quienes crecimos en el campo que conocemos cada paso para conseguir esas fibras blancas al final de un largo proceso, a las que se les puede añadir color para después tejer con mucho juicio los hermosos sombreros, trabajo de mujeres que con sus manos hacen obras de arte y no solo sombreros sino otros elementos maravillosos como son los individuales que adornan los comedores, aretes, bolsos y billeteras.

Hablar de estos detalles es importante porque son los elementos que construyen la identidad de un territorio y es lo que define a sus habitantes. No importa en el lugar donde nos encontremos, porque si nuestras raíces son firmes, en las ramas siempre florecerá nuestra identidad.

 

Por: Tania Rosero

- Software por Activisual -