[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Recomendado

Encuesta

¿Cuál es su concepto del funcionamiento del VAR durante la Copa América?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Domingo, Junio 9, 2019 - 17:15

Será en cancha ajena y en tierra que no es la nuestra, cierto, pero el Pasto tiene con qué no solo para empatar la serie, sino para derrotar a los de curramba. Vamos campeones por ese título. ¡Estamos vivos!

El aplauso anoche del técnico Alexis García, mientras avanzaba sobre el césped del Metropolitano al encuentro de sus jugadores después de la batalla, expresa todo lo que los seguidores del Deportivo Pasto sentíamos y seguimos sintiendo, luego de ese pírrico 1-0 que consiguió el Atlético Junior, que tuvo que recurrir a la pelota quieta para vulnerar el pórtico del brasileño Neto Volpi.

Alexis no solo aplaudió, sino también abrazó a cada uno de sus muchachos, como un padre satisfecho porque sus hijos habían cumplido al pie de la letra la tarea que les había encomendado ejecutar en el gramado del Metropolitano de Barranquilla, que estaba lleno hasta las banderas.

Más de 45 mil gargantas se habían citado para gozarse con sus cánticos una fiesta de goles del Junior a costa del Deportivo Pasto, al que creían no iba a ser un duro hueso de roer, pues el que sabía de finales era el equipo arenero y no el cuadro volcánico.

Pero se olvidaron de que si nuestros 11 muchachos que saltaron a la cancha y los tres que entraron en las sustituciones no sabían de finales ni de títulos, a excepción de Rojas, campeón con Millonarios y Figueroa, campeón en Perú, el que sí sabía era su técnico, el maestro Alexis García, quien diseñó, como gran ingeniero del fútbol, un inexpugnable muro de contención que empezaba a manifestarse desde los delanteros y volantes convertidos en los primeros celosos guardianes del arco de Neto Volpi, quien esta vez no soltó ningún balón ni dio rebotes.

Eso sí, el guardapalos puso a prueba la fortaleza de muchos corazones nariñenses, cuando al recibir una devolución complicada de Cardona y al advertir cerca suyo nada menos que a Teófilo Gutiérrez, decidió hacer una jugada muy riesgosa para ser en una final, al jalar la pelota con el botín, que alcanzó a ser rozada por el guayo del juniorista que por poco desarma al guardavallas pastuso. Si bien salió airoso, Volpi bien pudo hacer el ridículo y poner a perder al Pasto.

Aparte de esa anécdota futbolística y del pase rasante que Hinestroza le tiró desde la derecha a Rangel que estiró su pie derecho y no el izquierdo hacia adelante para tratar de cazar esa bola, no hubo más opciones claras para Junior, que en el primer tiempo no encontró el camino al arco pastuso. Si Rangel hubiese sido zurdo no nos habríamos salvado.

Pero cuando se habla y se escribe de fútbol se debe hablar de táctica y de goles. Lo que más nos interesa al escribir estas líneas es referirnos a una de las varias virtudes que tiene el Pasto, cuando salta a una cancha de juego y el árbitro ordena que comience a rodar la pelota: disciplina. Un mérito, una condición, una fortaleza que muchas veces nos falta en la vida para alcanzar mejores objetivos y ser exitosos.

Cuánto nos agrada escuchar y leer a la gran prensa deportiva cuando se refiere con respeto a nuestro Deportivo Pasto, convertido en la antítesis de aquel conjunto que nos había hecho pasar tantas vergüenzas tanto de local como de visitante.

Y el maestro Alexis nos ha enseñado a los nariñenses a creer en un proyecto, no importa las críticas y hasta las burlas de los insensatos, no importa los primeros reveses porque de tropiezos y fracasos están empedrados los caminos que recorrieron los triunfadores antes de ser exitosos.

Y con esa fe que les transmite su técnico nuestros jugadores van a enfrentar el próximo miércoles en Bogotá al Junior para darle la vuelta a ese 1-0, que en toda final nunca puede garantizarle nada al triunfador, ni puede decretar la definitiva derrota al perdedor.

- Software por Activisual -