Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Sábado, Noviembre 2, 2019 - 16:31

Con mucha preocupación hoy debemos decir que nos encontramos aterrados por los actos de vandalismo que se vienen presentando en el departamento de Nariño y en varias zonas de Colombia.

Entendemos perfectamente que cada uno de nosotros tiene derecho a la protesta y a la réplica, pero ese disentir y rechazo a ciertas situaciones se debe hacer en el marco de unos parámetros donde no tengan espacio los episodios de violencia ni de alteración del orden público.

Ya vimos como en la noche de las elecciones del pasado 27 de octubre se presentaron en varios municipios nariñenses manifestaciones de rechazo a los resultados de los comicios para las alcaldías, los cuales degeneraron en hechos vandálicos en los que se destruyeron colegios y viviendas, así como material electoral, un hecho que las autoridades electorales calificaron como de extrema gravedad.

En el marco de esas asonadas se registró una situación aberrante provocada por un grupo de exaltados que amenazó con quemar vivo al registrador del municipio de Santacruz, un funcionario llegado desde la ciudad de Bucaramanga, quien según le confesó a DIARIO DEL SUR, afrontó en Nariño los momentos más terribles de su vida.

Aunque debemos reconocer que en ocasiones anteriores en desarrollo de los procesos electorales nuestro departamento no ha estado exento de estos sucesos que sin ninguna duda fueron el gran lunar de los pasados comicios, nos parece que en estas elecciones la violencia que se vivió en varios puntos se pasó de la raya y de ahí los graves disturbios que se registraron en varios municipios.

Para completar este oscuro panorama, resulta que en la noche del pasado jueves los estudiantes universitarios de la ciudad de Pasto realizaron la denominada marcha de las antorchas, evento que se llevó a cabo a nivel nacional.

Lamentablemente en la capital nariñense esta marcha degeneró en una serie de episodios de violencia, en los que se pintaron cantidades de grafitis, pero lo peor ocurrió en el atrio de la Gobernación de Nariño, donde los vándalos convirtieron en un montón de escombros el aviso de Yo amo a Nariño, que se había convertido en un referente de la ciudad y en un sitio donde a los visitantes les encantaba tomarse fotografías.

Lo cierto es que en cuestión de minutos ese anuncio fue hecho trizas por los vándalos quienes se ensañaron contra este mensaje, en un acto irracional que no vacilamos en rechazar.

Por ello nos parece que los acontecimientos presentados con motivo de las protestas políticas, en los que poco faltó para que se presentara una tragedia y lo que acaba de pasar en la Gobernación de Nariño, se constituyen en una inquietante muestra de un deterioro moral en el que la lucha por las reivindicaciones tiene como nefasta herramienta el uso de la violencia.

Con todos estos terribles episodios de violencia desatada y demencial, como cuando el día de elecciones se intentó en el municipio de Santacruz asesinar al registrador, consideramos que es el momento para que las autoridades analicen todas estos situaciones donde la destrucción aparece como el común denominador, puesto que como se dice de forma popular, se sienten pasos de animal grande.

No se puede permitir que el vandalismo se convierta en el camino para protestar, puesto que como van las cosas, en la próxima manifestación los desadaptados van a derribar la estatua del general Antonio Nariño y todos seguiremos como si nada.

- Software por Activisual -