Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Noviembre 6, 2019 - 17:32

Si bien es cierto el derecho a la protesta es una de las herramientas constitucionales que tenemos los colombianos para expresarnos, las últimas manifestaciones protagonizadas al parecer por un grupo de estudiantes encapuchados y no encapuchados de la Universidad de Nariño so pretexto de ‘luchar’ por los intereses colectivos del pueblo, no solo han atentado contra la integridad y el bienestar colectivo de la inmensa mayoría, sino del patrimonio de la ciudad de Pasto.

Muchos de ellos como siempre; ‘tiran la piedra y luego esconden la mano’. Lo digo por los permanentes hechos vandálicos en los que algunos universitarios han pintado gratifis y quebrado los vidrios de diversos buses de servicio público operados por la Unión Temporal Ciudad Sorpresa.

En reiteradas ocasiones, durante sus marchas ‘pacíficas y educativas’ que suelen protagonizar desde el sector de Torobajo pasando por la calle 18 hasta la plaza de Nariño, también han escrito con pintura en aerosol insultos a la Fuerza Pública y por supuesto al Gobierno Nacional, intimidantes mensajes que como es su costumbre, los plasman en las fachadas de viviendas y edificios públicos.

Parece ser que en una universidad de más de un siglo de existencia a los supuestos ‘revoltosos’ se les olvidó que los principios morales y éticos también hacen parte de una excelente formación personal y desde luego profesional.

Aquellas protestas que por horas suelen  incluir de manera arbitraria el cierre de la vía que desde la ciudad de Pasto conduce a los municipios de Nariño, La Florida, Sandoná y otras localidades del occidente de la región ubicadas sobre la circunvalación al volcán Galeras perjudican la libre movilidad ciudadana, otro derecho que por cierto es violado por los presuntos universitarios cada vez que se les antoja ‘capar’ clases para imponer el desorden social.

Durante los años que llevo como periodista he cubierto diferentes episodios que han rodeado las protestas de los estudiantes de la Udenar, incluida aquella vez en que un grupo de universitarios perdió los dedos cuando armaba papas explosivas para lanzarlas contra  la Policía. ¿Eso no es vandalismo?

Él más reciente desorden sucedió en el marco de la denominada Noche de las Antorchas en el que por cierto miles de niños y niñas junto a sus padres celebraban el tradicional Halloween. Después de esos vandálicos hechos, una integrante del Comité de Derechos Humanos a quien entrevisté telefónicamente un día después de sucedidos los desórdenes para conocer lo sucedido, narró lo acontecido aquel 31 de octubre.

Aunque nunca confirmó su apellido, afirmó entre otras cosas; que los capturados por la Policía no eran estudiantes de la Udenar. Luego, integrantes del Comité de Derechos Humanos de la Udenar aprovecharon las redes sociales para asegurar que ninguno de los  miembros de ese comité había dado declaraciones. Por fortuna tengo la grabación.

¡En qué sociedad vivimos, por favor! Parece ser que el tirar la piedra y esconder la mano es viral en la Udenar. ¡Qué horror!

      

Por: Juan Miguel Narváez Eraso.

- Software por Activisual -