Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

08/12/2019 - 09:20
[EN VIVO] Santiago Cruz, Doctor Krápula, Monsieur Periné, Adriana Lucia y César López tocarán el 8 de diciembre.
28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cómo evalúa el inicio del VAR en el Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Noviembre 13, 2018 - 16:40

La aplicación de mensajería perteneciente a Facebook ha permitido que mucha gente esté conectada de manera fácil y gratuita en todo el mundo. Los beneficios que aporta Whatsapp son enormes teniendo en cuenta que los informes gubernamentales, las noticias y las columnas de opinión se divulgan de manera inmediata. También se comparten fotografías, videos, caricaturas y chistes que mantienen a la gente muy pegadita al chat.

Hasta ahí todo parece normal y beneficioso. Lo que muchos no saben es que un alto porcentaje de noticias que la gente está reenviando son falsas, y con ello genera alarma, desinforman y ponen en peligro a personas inocentes. Es común ver en los grupos de Whatsapp que comparten fotografías de presuntos delincuentes que están secuestrando niños para extraerles sus órganos y comercializarlos, cuando la noticia resulta siendo falsa.

Posiblemente los personajes de las fotos sí cometieron un ilícito, pero no el que les están imputando en las cadenas de Whatsapp. Ya se han producido varios linchamientos en diferentes ciudades de Colombia, haciendo carrera la práctica de hacer justicia con mano propia.

En un reciente caso que se presentó en Pasto, un delincuente fue detenido por la comunidad por, presuntamente, intentar ‘robarse’ a un niño; la turba enfurecida pretendía lincharlo, menos mal que la Policía procedió a su captura y protección; de lo contrario, ¿se imaginan lo que pudo haber pasado con este ciudadano que tomó el camino equivocado?

Posterior al hecho, la policía salió a desmentir las afirmaciones de la gente, aclarando que el delincuente pretendió hurtarle la bicicleta pero no secuestrar al niño. Lo uno de lo otro tiene una gran diferencia en el Código Penal.

Lo mismo ocurre con ciertas noticias de las que la gente no se toma la molestia de verificarlas, y antes por el contrario, las comparten con el mayor número de contactos disponibles en su móvil. Ejemplo de ello es la supuesta Ley Roy Barreras -que lleva varios años circulando-, con lo cual se pretende cobrar un impuesto del 7 por ciento a las pensiones para sostenimiento de las bases guerrilleras. Por supuesto, es falso.

Son muchísimas las noticias sin fundamento. La gente dice que las comparte porque la persona que les envió es confiable, es un familiar muy cercano o lo hizo de buena intención. Seguramente todos hemos caído en la confianza, pero estamos propiciando una falsa alarma que podría desencadenar en hechos lamentables como ya se han visto o sencillamente dañar el honor a una persona inocente.

Al respecto, los operadores de esta red social ya están tomando cartas en el asunto. Una de las medidas consiste en reducir el número de personas a las que se les puede enviar el mensaje y, a partir del mes de noviembre, se anuncia que Whatsapp eliminará los archivos más antiguos que se encuentran almacenados en su sistema; de tal manera que las personas que pretendan conservar archivos lo deben hacer en la nube a través de Google Drive.

No menos atractiva resultó Whatsapp en las campañas políticas, en las cuales los diseñadores y creativos no han desperdiciado su tiempo creando videos difamatorios de los opositores o memes y mensajes que se viralizan haciendo tomar una posición en favor del candidato para el cual están trabajando.

En eso se basaron las recientes campañas electorales de Estados Unidos, donde Trump contrató a la empresa londinense Cambridge Analytica para difamar a Hillary Clinton; en Colombia el uribismo utilizó esta estrategia para divulgar fakes news en contra de Petro; y más recientemente, lo hizo Jair Bolsonaro, en Brasil, para desacreditar a su rival Fernando Haddad. Eso tiene poco de democracia y mucho de agua sucia.

Recientemente, los desarrolladores de la red social más popular del mundo, impusieron un epígrafe de ‘Reenviado’ para que los usuarios tengan en cuenta la responsabilidad de los contenidos virales. De todas maneras, a la hora de reenviar, piense bien en el significado de compartir.

fundacionecosofia@gmail.com

- Software por Activisual -