[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Encuesta

¿Cuál es su concepto del funcionamiento del VAR durante la Copa América?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Sábado, Octubre 14, 2017 - 10:28

Sí. Ha llegado el momento para que los alcaldes del departamento de Nariño gobiernen en todo el sentido de la palabra, luego de todo el descanso remunerado que han tenido. Estamos a poco más de dos años de que terminen su período de gobierno y el balance de gestión que presentan muchos mandatarios es muy pobre, por no decir malo, aunque los informes de rendición de cuentas que hacen los maquillen para demostrar lo contrario.

Por lo general los señores burgomaestres durante su primer año de mandato se dedican a llorar como unas plañideras de todos los males administrativos y presupuestales que supuestamente les dejan sus antecesores. En cada espacio que encuentran aprovechan la oportunidad para hacer denuncias de toda índole en contra de sus predecesores, máxime si son contrarios políticamente.

 En ese mismo tiempo no se cansan en reiterar una y otra vez que para iniciar a gobernar con pie derecho deben primero poner en “orden la casa”; por cuanto, sostienen, que se la han dejado echa un caos.

 Además, frente a algunas críticas o cuestionamientos que se les hace, cuando todavía tienen fresco el “guayabo” de la posesión, por el nombramiento de ciertos funcionarios en las secretarías e institutos descentralizados, se defienden diciendo que era de lo mejor que encontraron para que los acompañaran en su administración y que todo se hizo con imparcialidad política.

Sin embargo, eso parece que no fue cierto porque hay integrantes de su gabinete que todavía no saben para qué fue que los nombraron y por ello andan de tumbo en tumbo.

De igual manera, los alcaldes se trasnochan diseñando y ajustando con su grupo de asesores el plan de desarrollo para que los concejos se los aprueben sin mayores objeciones. No les importa darles a los concejales cualquier dádiva con tal de lograr su objetivo. Todo ello porque el plan sería dizque la carta de navegación para propender por el progreso y satisfacer las más apremiantes necesidades de sus comunidades.

 Durante los primeros 12 meses en el ejercicio de sus cargos no escatiman esfuerzos para ir en busca de ayudas económicas a nivel nacional e internacional. Viatican hasta más no poder, so pretexto de que todo lo hacen por “salvar” a sus municipios con la obtención de recursos que les permita iniciar a ejecutar su programa de gobierno.

 Entre esas disculpas y otras más que rayan con la ridiculez, como el de asistir a almuerzos, comidas y cócteles, disfrazados de foros, con la finalidad de discutir la problemática nacional e internacional, menos la regional y local por el temor que tienen de enfrentar su propia realidad para gobernar, a muchos alcaldes se les ha ido a la fecha un año y 9 meses de su período sin hacer mayor cosa.

Se viene un año electoral y con él la puesta en vigencia de la llamada ley de garantías que empieza a regir desde este 11 de noviembre hasta luego de las elecciones del presidente de la República, tiempo en el cual se prohíbe sólo toda forma de contratación directa, mas no otras modalidades de contratación como la licitación pública, selección abreviada y mínima cuantía que estén relacionados con ejecución de proyectos de inversión.

En ese sentido, entonces, si los alcaldes no trabajan será su propia culpa y se los va a tener que recordar por sus promesas incumplidas y por sus obras inconclusas por haber perdido un tiempo precioso en gobernar para bien de su propio municipio, como es el caso de Pasto.

solarpastas@hotmail.com

Etiquetas: 
- Software por Activisual -