[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Encuesta

¿Cree que la aplicación de la "Doble instancia" en Colombia debe ser retroactiva?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Enero 17, 2017 - 16:12

No vemos a corto y mediano plazo la posibilidad que disminuya la producción de cultivos ilícitos en Colombia, principalmente en los departamentos de Nariño, Cauca y Putumayo. Primero porque el programa de erradicación y sustitución de cultivos apenas comienza, las extensiones a eliminar son demasiado extensas y el tráfico sigue más vivo que nunca, así las Farc hayan salido del panorama como grupo armado ilegal.

Aún no se tienen las cifras del crecimiento en el último semestre de 2016, sin embargo, según datos oficiales, en el 2015 el porcentaje de cultivos ilícitos en Colombia aumentó en 39 por ciento, pasando a 96.093 hectáreas sembradas en todo el país. Como se ven las cosas, la tendencia es a incrementarse de manera significativa.

Durante más de 15 años a través del Plan Colombia firmado con los Estados Unidos se lanzó una arremetida histórica para arrasar el tráfico de drogas. Entre las medidas se determinó asperjar con glifosato las plantaciones de cultivos ilícitos y aumentar la capacidad de ataque contra las guerrillas. Pero en vez de lograrse el objetivo todo empeoró y el país se aventuró en una implacable guerra que aún no termina.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, a finales del año anterior expresó preocupación por este incremento que afectaba principalmente a los departamentos de Nariño, Putumayo, Norte de Santander, Cauca y Caquetá, en donde se concentra el 81 por ciento de las 96 mil hectáreas cultivadas en el territorio nacional.

En Nariño, que tiene más del 30 por ciento de la producción de todo el país, la situación más crítica está en Tumaco, en donde existen 16.990 hectáreas de sembrados de hoja de coca, que representan el 17 por ciento del producido nacional, de allí que este puerto sea apetecido por los carteles de la droga de la misma región y de México.

En las zonas de la costa y piedemonte nariñense y caucano, en donde se concentra la producción y el tráfico de cocaína, la violencia no da tregua. Solo en Tumaco el 2016 terminó con 147 homicidios, la mayoría por retaliaciones relacionadas con narcotráfico. Este año ya van 10 casos, fenómeno que las mismas autoridades locales y departamentales no han declarado imparable y solo le ven salida con la intervención del Gobierno Nacional.

En lo referente a la erradicación, las comunidades de los departamentos del sur del país ven con malos ojos la utilización otra vez del glifosato, pese a que el mismo Gobierno a través del Ministerio de Salud lo prohibió en 2015 por el riesgo para la salud y los ecosistemas. Pero al mismo tiempo se han mostrado dispuestas a estos planes si su ingrediente tiene una fuerte inversión social, la cual no se ha visto.

En medio del proceso de paz con las Farc que llegaría a feliz término a mediados de año con la desmovilización de este grupo armado ilegal, se avanza con el plan conjunto de sustitución de cultivos ilícitos, una iniciativa que se lanzó hace 6 meses y en la que aportan el Gobierno Nacional, la guerrilla y organizaciones internacionales.

El problema es complejo y únicamente se frenará si se implementa una política estructural y seria para llevar el desarrollo a esas zonas rurales, que han permanecido abandonadas por décadas y se lanza una arremetida sin precedentes contra las organizaciones narcotraficantes que permanecen escudadas en medio de la guerra y las condiciones de pobreza de las comunidades en donde operan.

- Software por Activisual -